ELECCIONES EN GUATEMALA: EL MUNDO POPULAR ENTRA A LA DISPUTA

18/06/2019.

Guatemala se llevó la peor parte en la firma de los acuerdos de paz que pusieron punto final a la confrontación armada en Centroamérica a fines de los 80 y principios de los 90.

Los errores de lectura del escenario político por parte de una insurgencia por aquel entonces débil política y militarmente (y, como la otra cara de la moneda, la fortaleza de la oligarquía), hicieron que el cierre del conflicto fuera más tardío (1996) que en Nicaragua y El Salvador y el que menos pudo correr el cerco.

Tanto que cuando se van a conmemorar 25 a√Īos de los Acuerdos de Paz, a√ļn no se han cumplido aquellos aspectos de sus 12 puntos que beneficiaban a la gran mayor√≠a campesina e ind√≠gena del pa√≠s. La URNG, a diferencia del FSLN y el FMLN, que consiguieron permanecer como actores pol√≠ticos de primera l√≠nea y finalmente llegar a los gobiernos por la v√≠a electoral, no consigui√≥ trascender, su espacio pol√≠tico qued√≥ minorizado y el campo popular profundamente da√Īado y disgregado.

En las elecciones de hoy, la candidatura presidencial de Thelma Cabrera, que le da voz a los centenariamente excluidos y es expresi√≥n de sus luchas en las √ļltimas d√©cadas por la soberan√≠a, la plurinacionalidad y la tierra, est√° marcando dos d√≠gitos en las encuestas, un hecho in√©dito en Guatemala para una lista de sus caracter√≠sticas.

Cabrera es el principal rostro p√ļblico del Movimiento de Liberaci√≥n de los Pueblos (MLP), la herramienta pol√≠tico-institucional surgida el pasado a√Īo desde la organizaci√≥n de masas Comit√© de Desarrollo Campesino (CODECA). Gracias a su capacidad de lectura de la realidad del pa√≠s y un buen uso de la comunicaci√≥n estrat√©gica, en el lapso de unos meses ha conseguido conquistar el apoyo de franjas de los sectores populares y medios urbanos.

Independientemente de los resultados que consiga en esta pasada, ya ha conseguido algo muy importante, romper el muro entre los pobres del campo y de la ciudad y, con él, el que separaba a las grandes mayorías nacionales de la disputa del poder político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.