Cultivadores de coca siguen desamparados por el Gobierno

7 mar. Colombia Informa.-

Son 27 los líderes y lideresas pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Marihuana y Amapola -Coccam- que participaban en el Programa Nacional Integral de Sustitución -PNIS- y que han sido asesinados entre el 2017 y lo que va corrido del 2018. Cientos han sido amenazados. Además, el PNIS se encuentra en grave riesgo de fracasar, debido al incumplimiento del Gobierno Nacional.

‚ÄúLos campesinos y campesinas hemos venido cumpliendo los acuerdos pero si la gente no tiene proyectos productivos, ni carreteras para sacar los productos, ni cr√©ditos, ni ayuda t√©cnica; si nos siguen criminalizando y asesinando no vamos a tener m√°s opci√≥n que volver a los cultivos il√≠citos‚ÄĚ, as√≠ lo asegur√≥ Luz Perly C√≥rdoba, vocera de la Coccam, en rueda de prensa en Bogot√°, este 6 de marzo, D√≠a Nacional de las V√≠ctimas.

El aumento de los cultivos il√≠citos, que han alcanzado cifras hist√≥ricas en los √ļltimos a√Īos (llegando a las 200.000 hect√°reas), es uno de los temas duros de la agenda pol√≠tica entre Colombia y Estados Unidos. El Presidente Trump viene presionando con la disminuci√≥n de la ayuda econ√≥mica a nuestro pa√≠s; una presi√≥n que recae hoy, como siempre, sobre el eslab√≥n m√°s d√©bil de la cadena: el peque√Īo cultivador.

En departamentos como Cauca, Putumayo, Norte de Santander, Choc√≥ y Antioquia la situaci√≥n es muy complicada. ‚ÄúEn Antioquia tenemos amenazados a todos nuestros l√≠deres, y no se puede decir que son solo las autodefensas o los paramilitares, porque son cuatro o cinco bandas que se pelean el territorio (en el Bajo Cauca Antioque√Īo est√°n el Clan del golfo, los Urabe√Īos, los Caparrapos), y los asesinatos selectivos en los cascos urbanos son muchos: en Caucasia, Taraza, C√°ceres, Valdivia, son cosas que no dicen los noticieros, pero cada d√≠a hay m√°s miedo‚ÄĚ; as√≠ lo se√Īal√≥ Jos√© David Hern√°ndez, miembro de la Coccam en Antioquia.

Incapaz de brindar seguridad en los territorios abandonados por las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC-, el propio Gobierno se niega a reconocer las formas comunitarias de protección territorial como las guardias indígenas, cimarronas y campesinas. Por el contrario, las criminaliza y persigue.

A la crisis humanitaria se le suma el incumplimiento de los Acuerdos de Paz, lo que tiene al PNIS a punto de fracasar. M√°s de 54.000 familias est√°n inscritas hoy en el programa, pero los recursos para su continuidad (1.5 billones de pesos) no est√°n garantizados en el presupuesto nacional.

Entonces, ¬Ņqu√© va a pasar cuando termine este Gobierno? ¬ŅExiste la voluntad pol√≠tica para seguir implementando los Acuerdos de la Habana en cuanto a la sustituci√≥n de cultivos il√≠citos? ¬ŅSer√° el presidente Trump y sus imitadores colombianos, los que sigan imponiendo una pol√≠tica antidrogas fallida? Estas y m√°s son las preguntas que hoy se hacen muchos campesinos y campesinas en Colombia.

Un comentario en ¬ęCultivadores de coca siguen desamparados por el Gobierno¬Ľ

  • el 12 de marzo de 2018 a las 20:57
    Enlace permanente

    DON CAMILO JOS√Č CELA A SU PASO POR CENICIENTOS Ven√≠a desde Cebreros cargado con su mochila, siguiendo el cantar de esquila de los coruchos cabreros. En d√≠a de primavera de estallido de las flores y explosi√≥n de los colores, don Camilo en Corredera. Subiendo la calle arriba hizo arribada en la plaza, y se sent√≥ en la terraza bajo el sol que al suelo criba. Ante una mesa del bar, que se hallaba solitario, faenando el vecindario no tard√≥ con quien parlar. Se fue arrimando el barbero ante la escasez de clientes, hurg√°ndose entre los dientes y en las manos un babero. Al cabo vino un labriego con un azad√≥n al hombro, de remover un escombro que obstaculizaba el riego. Don Camilo pidi√≥ vino perentorio al tabernero, que se arrim√≥ parrandero con jam√≥n y con tocino. Trabada conversaci√≥n don Camilo averigu√≥, porque lenguas desat√≥ para escribir memori√≥n. Que nos llamaban ¬ęcoruchos, gentilicio que sabemos, enorgullece y queremos en salud y en arrechuchos. Que nos dec√≠an ¬ępatanes, por los pueblos del contorno, sin cuidado en el adorno e √≠bamos hechos adanes. Que nos tildaban ¬ęcenizos, h√°biles cultivadores, excelentes vi√Īadores y a veces p√ļas de erizos. Y con esta informaci√≥n se encamin√≥ don Camilo, cavilando que cavilo, a escribir su narraci√≥n. Saturnino Caraballo D√≠az El Poeta Corucho

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.