Lo sustancial, lo formal y lo importante en el caso de Milena Quiroz

03 ago. CI.- ‚ÄúNo se accede a la solicitud porque no se cumpli√≥ con los requisitos exigidos para ella‚ÄĚ, fue la decisi√≥n que una Jueza Penal Municipal con Funci√≥n de Control de Garant√≠as del Complejo Judicial de Paloquemao, Bogot√°, tom√≥ este mi√©rcoles 2 de agosto en la audiencia en la que se ped√≠a la nulidad y revocatoria de la medida de aseguramiento que el 22 de marzo impusieron a la lideresa social del Sur de Bol√≠var, Milena Quiroz.

Esta audiencia se realiz√≥ en una tercera convocatoria pues las dos anteriores -agendadas para el 22 de junio y el 26 de julio- fueron suspendidas por no asistencia de la Fiscal que orden√≥ la captura y posterior aseguramiento de Quiroz al declararla ‚Äúun peligro para su comunidad‚ÄĚ.

Esa misma Fiscal, la se√Īora Mar√≠a Bernarda Puentes, est√° bajo arresto por ‚Äúconcierto para delinquir‚ÄĚ -el mismo delito que afirmaba cometi√≥ Quiroz- y presuntos nexos con el grupo paramilitar conocido como ‚ÄúEl Clan del Golfo‚ÄĚ. Sin embargo, a la fiscal√≠a parece importarle m√°s lo formal sobre lo sustancial a la hora de conceder justicia a la lideresa.

Lo sustancial

El abogado de la defensa, Jorge Molano, sostiene que las causas para pedir la nulidad y revocatoria de la medida de aseguramiento de Milena Quiroz son que esta fue impuesta mediante violaciones ilegales e inconstitucionales. ¬ŅC√≥mo se argumentaba esto? A Quiroz, el 22 de marzo pasado, se le encarcel√≥ a las 4 am en su casa mediante un fuerte operativo policial, acusandola de rebeli√≥n y concierto para delinquir.

Una Jueza en Cartagena escuch√≥ los alegatos de la Fiscal√≠a, instituci√≥n que declara tener en su poder tres declaraciones de tres desmovilizados del Ej√©rcito de Liberaci√≥n Nacional -ELN- quienes se√Īalan a la lideresa como miembro de uno de los grupos de esta organizaci√≥n. Ellos afirman que las marchas que organiz√≥ Milena Quiroz en el Sur de Bol√≠var eran ‚Äúviolentas‚ÄĚ, ordenadas por el ELN y que por esto ella es ‚Äúun peligro para su comunidad‚ÄĚ.

Por estas acusaciones, la Fiscal√≠a de Cartagena pidi√≥ a la Jueza de Control de Garant√≠as que presidi√≥ la audiencia acto seguida a la captura que se le impusiera a Milena el destierro de su comunidad. O, lo que t√©cnicamente se√Īalan como ‚Äúque no pueda vivir en ninguno de los 15 municipios del Sur de Bol√≠var‚ÄĚ. La Jueza lo crey√≥ prudente y as√≠ orden√≥ ‚Äúuna detenci√≥n domiciliaria fuera del domicilio de Milena Quiroz y fuera de su territorio‚ÄĚ.

Esta Jueza olvid√≥ un detalle: desde 1936 la pena de ‚Äúdestierro‚ÄĚ o ‚Äúdesplazamiento forzado‚ÄĚ est√° fuera del c√≥digo penal colombiano. Y cuando estas se aplicaban -es decir, en el siglo XIX- eran como penas y no como medidas de aseguramiento. Cuando se sentencia un destierro en el 2017 se viola el C√≥digo de Procedimiento Penal y, con ello, la Constituci√≥n colombiana.

Adem√°s, en la misma audiencia del 22 de marzo pasado a Milena Quiroz se le suprimi√≥ el derecho a la defensa material (su autodefensa). Y se le vulner√≥ su derecho a la ‚Äúigualdad de armas‚ÄĚ pues no se le permiti√≥ a la defensa opinar sobre los recursos de la fiscal√≠a.

En cualquier otro juicio, seguramente, estas argumentaciones habrían sido válidas para que un Juez analizara y evaluara el modo de actuación de la justicia. Pero en esta audiencia no.

Lo formal

La nueva Fiscal del caso, Liliana de Jes√ļs Guardo Casta√Īo, no estuvo de acuerdo con ninguno de los planteamientos de la defensa. Declar√≥ que no eran argumentos lo suficientemente v√°lidos para rebatir los que la Fiscal√≠a de Cartagena considera pertinentes en este caso. Y, a pesar de que el abogado de Milena Quiroz reuni√≥ m√°s de 120 testimonios y firmas de personas que aseguran que la labor de ella es como lideresa defensora de los derechos humanos de su comunidad, sigui√≥ preponderando los testimonios de los tres desmovilizados.

‚ÄúPara la Fiscal√≠a resulta improcedente la imputaci√≥n de ineficacia que se realiz√≥ por parte de la defensa pues no se cumpli√≥ con la argumentaci√≥n para declarar la nulidad. Se hizo un bosquejo general pero realmente no se argument√≥ sobre cu√°l fue el da√Īo que se ocasion√≥ con la medida de aseguramiento‚ÄĚ, declar√≥ la se√Īora Guardo Casta√Īo.

Por su parte, la Jueza Penal Municipal con Funci√≥n de Control de Garant√≠as del Complejo Judicial de Paloquemao concluy√≥ que no encontraba procedente la solicitud de la defensa ‚Äúporque no se siente competente de evaluar la actuaci√≥n de su hom√≥loga en Cartagena‚ÄĚ. A√Īadi√≥ que no acced√≠a a la solicitud por cuestiones t√©cnicas como no haber sido puesta en contexto del caso. Ella ‚Äúnunca supo cu√°l fue la inferencia‚ÄĚ.

Lo importante

Milena Quiroz lleva m√°s de 125 d√≠as lejos de su casa. La casa que se encuentra en la misma comunidad para la cual dicen que ella es peligrosa. Esa ‚Äúcomunidad en peligro‚ÄĚ la aprecia tanto que hizo bazares y recogidas de fondos colectivos para alquilar dos buses en los que se moviliz√≥ a Bogot√° las anteriores ocasiones en las que la fiscal√≠a incumpli√≥ sus deberes y no asisti√≥ a la cita. Todo para que no se sintiera sola frente a la ‚Äújusticia‚ÄĚ. ¬ŅSer√° que la justicia piensa dejar sola a Milena Quiroz?

#SerLiderSocialNoEsDelito || Con alegr√≠a, m√ļsica y cultura defendemos nuestros derechos y la libertad de nuestros l√≠deres y lideresas.

Posted by Congreso de los Pueblos on Mittwoch, 26. Juli 2017

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.