III Asamblea del Congreso de los Pueblos

Declaraci贸n pol铆tica de la tercera Asamblea del Congreso de los Pueblos Europa

La Tercera Asamblea europea del Congreso de los Pueblos reuni贸 a m谩s de cuarenta activistas e internacionalistas en Europa que sesionaron durante tres d铆as en la poblaci贸n vasca de Otxandio. Lxs asamble铆stas debatieron sobre el rol de las personas colombianas en situaci贸n de exilio y migraci贸n en los espacios de participaci贸n pol铆tica que se vienen generando en torno y/o a partir de las negociaciones entre el gobierno colombiano y las insurgencias armadas y sobre las formas y posibilidades de organizaci贸n del Congreso de los Pueblos en Europa. Tambi茅n reflexionamos sobre la forma como participar铆amos en la Mesa social para la paz y en el Gran di谩logo nacional que se est谩 impulsando.

Esta Asamblea fue posible en gran medida gracias a la solidaridad de la poblaci贸n de Euskal Herria y su organizaci贸n comunal. Para todxs lxs asamble铆stas fue de gran valor poder conocer y compartir la historia de resistencia y lucha por la defensa del territorio y por la autodeterminaci贸n del pueblo vasco. Estos d铆as nos han reafirmado en el sentimiento solidario con las luchas de otros pueblos y de igual manera nos han recordado la necesidad urgente de fortalecer la solidaridad con las luchas del pueblo kurdo contra el proyecto imperialista y autoritario de Erdogan y el AKP en Turqu铆a y el r茅gimen represivo de Bashar al-脕sad en Siria, que atacan las comunidades aut贸nomas y autoorganizadas en Rojava (territorio kurdo en siria) y en Bakur (territorio kurdo en Turqu铆a).

Lxs congresistas populares vemos con preocupaci贸n que desde los primeros d铆as de la firma de los acuerdos del gobierno y las FARC han aumentado los asesinatos de dirigentes sociales y activistas pol铆ticxs de oposici贸n sin que el gobierno tome medidas reales para frenarlos. Nos preocupa que los discursos sobre el final de la guerra, terminen fortaleciendo el terrorismo de Estado, en tanto estos asesinatos contin煤en en la impunidad y la responsabilidad del Estado por acci贸n u omisi贸n de su deber no sea visualizada ni castigada. Desde la di谩spora no consideramos que las condiciones de la paz santista sean suficientes para garantizar la democratizaci贸n del pa铆s, no creemos que la guerra en Colombia haya llegado a su 煤ltimo d铆a y no porque deseemos que la guerra siga, sino porque creemos que la guerra es una realidad hist贸rica, dolorosamente constitutiva del pa铆s y por lo tanto su superaci贸n significa mucho m谩s que las banalizaciones mercantilistas de las campa帽as publicitarias estatales.

El Congreso de los Pueblos cap铆tulo Europa ha considerado en sus debates que la participaci贸n de la sociedad y las comunidades organizadas en los procesos de democratizaci贸n va m谩s all谩 de las negociaciones entre el gobierno con las guerrillas. En este punto afirmamos la necesidad de una participaci贸n desde el antagonismo de clase. La participaci贸n no puede constituirse en un factor de legitimaci贸n del orden dominante burgu茅s y del modelo capitalista, dependiente y extractivista. Creemos que los problemas de la exclusi贸n social y el terrorismo de Estado pueden ser superados por medio de un gran di谩logo por la paz en donde la sociedad civil y las comunidades organizadas participen y decidan. Sin embargo la b煤squeda de esa salida concertada no puede llevarnos a olvidar, que los intereses estrat茅gicos de la oligarqu铆a colombiana y del capital transnacional no van resolver nunca las necesidades vitales ni de la poblaci贸n colombiana marginada y empobrecida ni de la clase trabajadora. Entendemos la participaci贸n en los procesos de paz como continuidad de la oposici贸n pol铆tica con una visi贸n de pa铆s diferenciada de la visi贸n burguesa, colonialista y patriarcal de la oligarqu铆a colombiana.

Otro tema que ocup贸 nuestras discusiones fue la caracterizaci贸n del sujeto pol铆tico en la migraci贸n y en el exilio. No creemos que la condici贸n de las personas en exilio se deje simplificar a trav茅s de una definici贸n homog茅nea, un铆voca y exclusiva como v铆ctima. Los procesos de victimizaci贸n son m谩s complejos y afectan no s贸lo a las personas en exilio sino tambi茅n a las personas que han migrado por otras razones ligadas a la negaci贸n de derechos fundamentales como el trabajo, la educaci贸n, la salud o el derecho a decidir sobre sus vidas. La participaci贸n entonces no se puede dar en los marcos de la definici贸n de v铆ctima, sino que debe buscar la reafirmaci贸n de personas migrantes y en exilio como sujetos de derechos y con capacidad de autorepresentaci贸n, tanto en los marcos del Estado nacional colombiano como en los de los Estados de exilio y migraci贸n.

Igualmente afirmamos la necesidad que la migraci贸n y el exilio est茅n presentes en todos los espacios en donde se definan pol铆ticas y acciones que les incumban. En consonancia con eso, el Congreso de los Pueblos en Europa no pretende una representaci贸n exclusiva de la di谩spora colombiana sino que concibe la migraci贸n y el exilio como una multiplicidad de procesos. Entendemos su representaci贸n como diversa, generadora de espacios de encuentro y di谩logo con otras experiencias de resistencia y que apueste m谩s a procesos de construcci贸n de comunidad y de poder alternativo y popular. Para el Congreso de los Pueblos en Europa es importante que esos procesos de construcci贸n de representaciones y participaci贸n pol铆tica se asuman desde una perspectiva antipatriarcal, antirracista y decolonial. En ese sentido encontramos relevante que la coordinaci贸n, la conducci贸n y la representaci贸n en todos los espacios sean construidas desde la paridad de g茅neros, el reconocimiento e inclusi贸n de la diversidad de saberes y con una nueva 茅tica en el ejercicio de la pol铆tica. De igual manera se deben considerar tambi茅n los aspectos generacionales, las subjetividades, las identidades y las diferentes orientaciones sexuales. Reafirmamos nuestro compromiso con la solidaridad internacionalista, con la lucha contra el patriarcado, el capitalismo y contra el modelo colonialista-racista.

Lxs congresistas populares ratificamos nuestro compromiso con la b煤squeda de la paz con justicia social, memoria y equidad. En consecuencia exigimos que se respete y cumpla el acuerdo firmado el 30 de marzo, iniciando la fase p煤blica de las conversaciones entre el Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional y el gobierno colombiano.

Agradecemos el acompa帽amiento y participaci贸n del pueblo de Otxandio y de su alcalde Urtzi Armendariz Alzaga (EH Bildu), del Foro Social por la paz de Euskal Herria, del Comit茅 Internacionalista de Zaragoza, de Iniciativa Solidaria internacionalista de Burgos, de la asociaci贸n Paz con Dignidad, de la Marcha Patri贸tica del Pa铆s Vasco, de los y las compa帽eras latinoamericanos y de los procesos organizativos del Congreso de los Pueblos en Am茅rica Latina.

En este contexto hacemos un llamado para que no se siga aplicando una legislaci贸n de excepci贸n que impide la libertad de lxs prisionerxs vascxs y su retorno a Euskal Herria. Abogamos tambi茅n para que el gobierno espa帽ol, que saluda la soluci贸n del conflicto armado entre las FARC y el gobierno colombiano, no siga haciendo lo indecible para impedir un proceso de soluciones en el caso vasco.

A la comunidad internacional, a la sociedad colombiana, a nuestros compa帽erxs queremos decirles que salimos de este evento fortalecidxs para seguir construyendo comunidad y Congreso de los Pueblos tanto en Colombia como en el exterior.

La paz son cambios para la vida digna en Colombia y en el exterior鈥 Vamos por m谩s


OTXANDIO, EUSKAL HERRIA, 18 DE SEPTIEMBRE 2016


M谩s informaci贸n en:

Blog : https://cdpcolombiaeuropa.wordpress.com/

Email : congresodelospueblos.europa@riseup.net

Facebook : https://www.facebook.com/cdpeuropa/

Twitter : @Europa_CdP

Web: http://congresodelospueblos.org/

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.