Comunicado de las comunidades del Sur de Bolivar concentradas en el municipio de Arenal

Las comunidades del sur de Bolívar agrupadas en la Comisión de Interlocución, quiénes nos encontramos concentrados en el municipio de Arenal exigiendo del gobierno nacional atender nuestra exigencia de convocar la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar para allí discutir la grave situación en la que vivimos en la región.

Las autoridades departamentales y nacionales se comprometieron con nosotros a llegar hasta el lugar donde nos concentramos y ponernos de acuerdo sobre la reactivación de la Mesa de Interlocución.

Sin embargo, después de 9 días de espera, los siguientes hechos han sido la única respuesta que hemos tenido.

1.La hostilidad permanente de la policía asentada en el municipio de Arenal quiénes agredieron de manera verbal a los campesinos, y en varias ocasiones les hicieron señas de llevarlos “entre ceja y ceja”.

2.Desde el día 6 de septiembre tanto el gobernador de Bolívar como representantes del Ministerio del Interior se comprometieron a llegar a dialogar con nosotros el día 8 de septiembre, sin embargo argumentaron no haber podido conseguir un medio de transporte para desplazarse hasta el municipio de Arenal, argumento que solo es una burla y un irrespeto hacia las comunidades.

3.El día 9 de septiembre, a las 9 de la mañana, unidades del batallón 48 de selva, montaron un campamento a menos de 100 metros del sitio donde nos encontramos concentrados.

4.El día 9 de septiembre a las 11 de la mañana, cuando hacía solo dos horas el ejército había montado su campamento, cuatro sujetos identificados por las comunidades como paramilitares, entre ellos dos que se hacen llamar “Asprilla” y “Corroncho” (ambos desertores de la guerrilla), hicieron presencia en el sitio de concentración. A pesar de ser públicamente reconocidos paramilitares, ni la policía de Arenal ni el ejército hicieron nada para detenerlos.

5.A pesar del compromiso público del alcalde de Arenal Aníbal Pacheco de apoyar las gestiones pertinentes para ser atendidos por el gobierno nacional, en realidad lo que hizo fue urdir una trampa a quienes participamos de la movilización para intentar que los pobladores del casco urbano del municipio repudiaran nuestra presencia. Esa es la clase de gobernantes que tenemos.

6.Queda demostrado que ni las autoridades municipales, ni la gobernación de Bolívar, ni el gobierno nacional brindan ningún tipo de garantías a quiénes ejercemos el derecho constitucional a la protesta para reclamar atención de los gobernantes.

Por todas estas razones, centradas en el hostigamiento permanente y el irrespeto de las autoridades tanto civiles como militares hacia las comunidades es que hemos tomado la decisión de levantar temporalmente nuestra concentración, regresar a nuestros sitios de origen y desde allí preparar futuras y más contundentes jornadas de movilización a las que no renunciaremos hasta alcanzar nuestros objetivos.

Responsabilizamos a las autoridades departamentales y nacionales de cualquier tipo de retaliación que se tome contra quienes participamos de esta movilización y dejamos constancia pública de que cualquier agresión, hostigamiento o presión de que seamos víctimas es única y exclusivamente responsabilidad de esas autoridades que hacen oídos sordos a nuestras reclamaciones.

Arenal, septiembre 9 de 2011

COMUNIDADES AGROMINERAS DEL SUR DE BOLÍVAR
COMISIÓN DE INTERLOCUCIÓN DEL SUR DE BOLÍVAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.