El deporte y la cultura como herramienta de tejido social

Una experiencia organizativa desde la Asociación Campesina de Inzí-Tierradentro (Acit)
Para ninguna de las organizaciones sociales de Colombia en especial las campesinas no es ajena la lucha constante contra las políticas nefastas a la que son sometidas por parte del sistema actual de gobierno y de los lineamientos económicos de un sistema que los considera trabajadores agrarios y no sujetos de derechos y políticos que habitan un territorio con sus respectivas normas, costumbres y cultura propia, así pues continúa la lucha por la exigencia de sus derechos fundamentales, el acceso a una tierra digna, el reconocimiento de su identidad y por supuesto una paz que se ve mas lejos que lo prometido por una minoría que maneja el poder; Pero hay que también insistir en salidas creativas y nuevas para mostrar lo que puede llegar a ser una sociedad y pueblo organizado teniendo como fundamento la unidad sin importar las satisfacciones personales que nos puedan surgir.

 

Hay que resaltar iniciativas que motiven a las demás organizaciones a trabajar para lograr la libertad y la soberanía con bienestar que es lo que se desea al fin y al cabo; El Derecho al deporte y la cultura son un factor olvidado por la lucha de la organización campesina Colombiana sea a nivel local, regional o nacional entendido desde la lógica de  que primero es lo fundamental como la tierra, la educación y la salud pero se podría reflexionar ¿No existe una relación del deporte y la cultura con estos parámetros de lucha del campesinado? ¿No permite el deporte y la cultura la realización de encuentro de dialogo y debate sobre porque se nos niega nuestros derechos? ¿Hasta que punto el deporte sirve de estrategias para que las bases juveniles campesinas hagan y participen en la toma de decisiones de sus territorios?, estas y muchas mas preguntas podrían ser justificadas para dar la exigencia de este derecho, aunque no a manera de excusa si se debe hacer énfasis en que no existe mucha oferta de una educación tecnológica ni superior en el campo deportivo con estos énfasis a nuestra población, así como tampoco hay una cultura investigativa ni noción real de la comunidad educativa que trabaja en estos campos como las carreras profesionales de licenciaturas en educación física, cultura física o administración deportiva ya que su direccionamiento va destinado a sumarse a la economía tradicional o la cama laboral que se oferta en lo privado y publico.

Entonces encontramos como hay elementos que nos permiten analizar la falta de trabajo organizativo en la población campesina sobre el deporte y la cultura, desde lo político y académico. La región del suroccidente de Colombia y en especial el departamento del cauca ha demostrado en los últimos años ser un territorio con vocación de superación y de lograr mejorar las condiciones de vida de las personas del campo a través de la Asociación u organización de clase, es asi como la Asociacion Campesina de Inzá – Tierradentro ACIT, construye una de las primeras propuestas en el campo del deporte y la cultura para y por el campesinado en la región de Tierradentro y que siente la necesidad de apoyar y motivar con su experiencia de tejido social a otras y otros campesinos que de verdad crean en el trabajo colectivo a potenciar estos espacios para resaltar lo positivo de los campesinos, visibilizar las cualidades que se poseen y sobre todo exigir que se nos sean respetados nuestros derechos  ya que son inherentes a nuestra condición y enviar el mensaje de continuar luchando pero con liderazgo y ejemplo de nuestros potenciales en estas áreas.

El Comité de Deporte, Recreación y cultura de la ACIT se viene construyendo ideológicamente desde el paso por universidades  y programas de deporte y cultura de campesinos hace un par de años en la ciudad de Bogotá, sumado a una identidad y lucha por la tierra y los derechos sociales de los Inzaeños y por supuesto de sentir la discriminación que existía es asi que tomamos la decisión de regresar y poner nuestros conocimientos al servicio de los procesos sociales. Desde su constitución e inicios no se recibió apoyo del estado local y fue siendo discriminado por quienes veían en sus propuestas una simple forma de hacer politiquería como lo ejercen los quienes abusan del pueblo e intentan contentarnos con migajas y no permiten que se construya una política publica o no tenían confianza por el hecho de tener escases de recursos económicos; Desde el año 2010 la ACIT y el comité de Deporte, Recreación y Cultura han llamado a los  diferentes actores de la región a poner en practicas actividades colectivas de trabajo deportivo como por ejemplo con los docentes, las Juntas de Acción Comunal, mujeres, jóvenes y lideres campesinos que tienen simpatía por el deporte, resultando participación en campeonatos de futbol de mas de 500 campesinos sin discriminar a nadie por su posición ideológica, religiosa o económica, también se ha logrado un apoyo constante con actividades de olimpiadas del magisterio, eventos de integración como la copa kramer y por ultimo se ha logrado establecer programas de radio sobre deporte y salud en nuestra emisora comunitaria y en algunos espacios acompañar los grupos de música existentes: hay no solo se integra la praxis y esencia del deporte como es la de competir sanamente sino también la de hacer tejido social a través de la información al pueblo sobre sus derechos y lógicamente la denuncia que hay en estas áreas, esto a permitido posicionarnos como asociación y como abanderados del deporte comunitario y cultura propia.

Las necesidades son muchas pasando por la falta de una política pública, los materiales, la falta de recurso humano así  como la apatía a organizarse frente a este tema pero si es indispensable comunicar nuestra experiencia para lograr a futuro sumar y que el que salga victorioso es el pueblo. La ACIT hoy en día  tiene el deber y la legitimidad de invitar a los campesinos de Colombia y todo habitante de las zonas rurales a unirse frente a estos temas y estar siempre dispuestos a desarrollarlas de forma organizada para lograr el bienestar como decíamos al inicio, de lo contrario seguiremos aumentando la brecha de desigualdad y pobreza en nuestros territorios dando espacio mas al despojo, la extracción de futuros talentos  y de lo que es nuestro; por tal razón estamos dispuestos en un alto grado de solidaridad ayudar a  personas que estén interesados en trabajar estas cosas en sus organizaciones y las que quieran consolidar también.

Un abrazo campesino de dignidad, respeto y corazón. Por una Colombia humana por el deporte y la cultura en los campos.

ASOCIACION CAMPESINA DE INZA TIERRADENTRO (ACIT)
 COMITÉ DE DEPORTE, RECREACION Y CULTURA

Desarrollamos caminos de unidad y liderazgo campesino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.