Colombia se moviliza, el Paro no Para !!!

23/11/2019
Colombia está viviendo un Paro que la verdad, está siendo mucho más de lo que nunca imaginamos. El día 21 se desbordaron las expectativas por todo el país, muchísima gente salió a la calle, hasta en pueblos chiquitos. Pero después de la marcha a la noche, sonaron las cacerolas por todo el país, a la gente no le había sido suficiente 8 y 9 horas de marcha, quería, necesitaba expresar su inconformidad y por eso salieron a las ventanas y a los portales con sus cacerolas y empezó la bulla por los barrios.
El día siguiente, 22 de noviembre, las Centrales Sindicales que habían convocado al Paro el 21 junto con otras organizaciones, dijeron que no convocaban a otro día de Paro. Hay que analizar también esta postura, cuando deberían ser los que acompañen y animen a lxs trabajadorxs de este país, porque motivos los hay de sobra, se retiran de la lucha, piensan que con un día de Paro Colombia va a conseguir un trabajo digno, educación, salud, garantías en el derecho a disentir y pensar diferente, sin que te maten o te metan a la cárcel, o es que los grandes Sindicatos, ya no persiguen estas cuestiones ?
Pero pese a su retirada, la gente el día de ayer, viernes 22 salieron otra vez a la calle desde bien temprano en los barrios del sur, y a partir del medio día por el centro de la ciudad.
RedHer acompañamos la marcha a la plaza Bolívar, a defensorxs de Derechos Humanos, campesinxs y estudiantes de Congreso de los Pueblos, un movimiento social que desde el primer momento se mantuvo en la idea de profundizar este Paro, de sostenerlo, de motivarlo y acompañarlo con sus líderes y lideresas y con sus bases, en el campo y en la ciudad, campesinxos, afros e indígenas. Congreso de los Pueblos sabe que esta lucha sólo acaba de empezar, y que es tan necesaria como justa, por eso promueve el cacerolazo en los barrios, los campos y en cada rincón del país, potencia el liderazgo, las vocerías y la acción política en este Paro de las mujeres, que son patagónicas en las calles, y es de justicia que lleven la conducción política del mismo.
El día de ayer RedHer acompañó una marcha totalmente pacífica de una multitud de gente, en su mayoría jóvenes que se dirigían a la Plaza Bolívar, iban tocando cacerolas y gritando eslóganes, pero el ESMAD había cercado la plaza y no se nos permitio entrar. Con gases que son fortísimos, y muy tóxicos (dudo que cumplan con la normatividad) y con balas aturdidoras, una y otra vez hacían retroceder a la marcha, la gente lo intentó varias veces, aspiramos mucho humo pero finalmente desistieron y se dispersaron por diferentes calles, para seguir recorriendo la ciudad con su protesta legítima y pacífica.
Al escuchar los noticieros por la noche, se vanagloriaban de que las fuerzas del Estado hubieran “protegido” de la marcha el “centro de poder” de Bogotá, pues en la Plaza de Bolívar se encuentra la alcaldía, el senado de la República y la Fiscalía, como si ese “centro de poder” no emanara del Pueblo, como si hubiera que proteger del Pueblo, lo que es del Pueblo. Que concepción se tiene del “poder” para quererlo blindarlo de un pueblo pacífico y digno, que quiere ir a su plaza para expresar libremente lo que piensa y lo que siente. Que alejadas están las instituciones de su pueblo que no le permite estar en manifestación.
Pero lo peor todavía no había llegado. Sobre las 6 de la tarde, el alcalde de Bogotá , Enrique Peñalosa,decreta toque de queda en toda la ciudad, y empieza con sus medios de comunicación masivos a crear un clima de miedo y terror ante la “vandalización de la protesta”. Crean el imaginario que en la protesta hay una multitud de “vándalos” que entran en las casas de la gente para robar. Repiten vídeos de personas entrando en casa particulares violentamente una y otra vez. Creando una psicosis colectiva que hace que en muchos barrios de Bogotá, los vecinos se organicen para hacer guardia toda la noche con toda clase de armas blancas, incluso de fuego.
Pero hay muchos vídeos que muestran como estos vándalos son protegidos por la misma policía, o esta nunca llegan cuando están haciendo las tropelías, pese a que la ciudad está tomada por ejército y policía y pese al toque de queda, o incluso hay vídeos que se ven transportados por los mismos vehículos de la policía.
Hay un artículo de Víctor de Correa – Lugo: Los Vándalos, una especie de solución, que explica muy bien este fenómeno, recogemos dos párrafos:
“Si yo fuera vándalo, con grupo organizado, con camiones como muestran los vídeos, con armas, con policías protegiéndome, no sería tan pendejo de meterme en un conjunto residencial donde me espera gente con piedras y palos, en el mejor de los casos. Aprovecharía que la ciudad está sola para robar joyerías o almacenes de computadores. Pero nuestros vándalos son gente muy sociable.”
“La estrategia es sencilla: la sociedad que protagoniza las marchas se remplaza por el vándalo, la agenda neoliberal se remplaza por la seguridad, el policía represor se convierte en el héroe. La protesta es símbolo de lo malo, de lo antiestético; el orden y la calma es sinónimo de bienestar. Al final, en algún lugar, un uniformado y un encapuchado sonríen porque hicieron bien la tarea. Luego, saldrán para sus casas, a lo mejor son vecinos de Bosa. Mientras tanto, con whisky un político corrupto y un militar de alto rango sonríen igualmente, pero no saldrán precisamente para Bosa. El político, ese que sí ha destrozado lo público, mediante Odebrecht y Reficar e HidroItuango, luce un poco cansado. Lo dicho: los vándalos, fueron una forma de solución. Pero quemaron esa carta de la peor manera para ellos”.

Como consecuencia de esta estrategia del gobierno de crear pánico entre la población, Oscar Eduardo Huertas, perteneciente a Ciudad en Movimiento, organización de carácter nacional que se articula a Congreso de los Pueblos, en el día de ayer, en la localidad de Tunjuelito, caminaba junto con otros 5 compañeros y a la altura del Conjunto Residencial La Magdalena, personas residentes empezaron a gritarles ladrones y a increparlos como «vándalos» y delincuentes. Hay que decir que esta situación se presentó en muchos sectores de la ciudad, en los que los vecinos actuaban en pánico colectivo.

Pero en esta ocasión el resultado fue trágico, pues empezaron a disparar balas provenientes de los conjuntos residenciales, resultando herido de gravedad en su pierna izquierda el joven Oscar Eduardo Huertas quien fue trasladado al hospital. Denunciamos este hecho fruto de la campaña de miedo impulsada por el gobierno, así como también denunciamos que la fiscalía se ha negado a recibir la denuncia penal del caso por parte de la familia de Oscar, mientras la policía le custodia en el hospital como si se tratara de un delincuente sin permitir el ingreso de la familia.
Hoy ha sido el tercer día de Paro, y la historia se ha repetido, tanto de resistencia y dignidad por parte de la gente, como de represión y manipulación mediática por parte del gobierno.
Pero mañana continúa, la gente no está dispuesta a que le silencien a punta de gases y balas, por eso les invito a apoyar este Paro cívico que es ejemplo de lucha y rebeldía.
RedHer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *