Este 25 de abril Colombia fue escenario de un Paro nacional

NotaDePrensa-Paro Congreso de los Pueblos.
Este fue apenas un calentamiento de la movilización, el Paro sigue activo en varios puntos del país y las organizaciones sociales y populares están convocando al Refugio Humanitario por la vida de líderes y lideresas sociales.

Este 25 de abril Colombia fue escenario de un Paro nacional, donde los sectores obreros, campesinos, juveniles, estudiantiles, educativos, de mujeres, ambientalistas, entre otros, se movilizaron por las principales calles y carreteras del país para demostrar su descontento con el Plan Nacional de Desarrollo, el asesinato y judicialización de líderes sociales, y por los acuerdos incumplidos.

Según Jimmy Moreno, vocero del Congreso de los Pueblos, el balance al finalizar este día de Paro Nacional es positivo, pues las comunidades y organizaciones sociales en todo el país atendieron el llamado a movilizarse. “Vemos que en casi todas las ciudades hubo grandes movilizaciones, en Bogotá hubo una muy buena concentración, también con actividades sobre la autopista sur y en algunas universidades. También es muy positivo que los puntos donde está el movimiento campesino se mantienen, como es el caso del Catatumbo, La Lizama, vía Quibdó – Pereira y Quibdó – Medellín, y en el Centro Oriente de Colombia”.

Ruta del Sol – La Lizama
Se movilizan organizaciones campesinas y agromineras con el acompañamiento de organizaciones urbanas. La primera actividad desarrollada fue una caminata de cinco kilómetros por la Ruta del sol, se paró de forma parcial el transporte vehicular. Según Ernesto Roa, presidente del CNA y acompañante de este punto, las comunidades “aspiran continuar con el ejercicio pedagógico para sensibilizar sobre los objetivos que nos llevaron a estar en este sitio de concentración”, y mencionó además que pese a que todo ha transcurrido en calma, se presentaron algunos contratiempos con la fuerza pública y personas de civil que han tomado fotografías y han intentado infiltrarse en la movilización”.

Movilización de La Gabarra a Cúcuta
Desde el pasado 24 de abril, comunidades del Catatumbo y Norte de Santander iniciaron una movilización desde La Gabarra hacia Cúcuta. Después de varias horas de viaje, este 25 de abril llegaron al punto de concentración acordado para participar en el Paro Nacional. Aunque lograron finalizar el recorrido de este día, se presentaron dificultades con la fuerza pública, que quiso impedir su paso.

Según Edgar Mojica, vocero acompañante de este punto de movilización, “ya se tuvo una primera interlocución con la Secretaría de Gobierno y el Secretario de Víctimas del departamento; la primera solicitud es que de inmediato la Fuerza Pública se retire a una distancia prudente, y que pare el hostigamiento, el empadronamiento, y las fotografías que están tomando a los líderes y a las comunidades campesinas movilizadas. Cumplido ese punto, exigimos que haga presencia la Defensoría del Pueblo y la Personería delegada para Derechos Humanos, y luego poder instalar una mesa de negociación con presencia del gobernador para discutir el pliego y el incumplimiento a los acuerdos del 2017”.

Vía Quibdó – Pereira y Quibdó – Medellín
Aproximadamente 1500 personas de tres resguardos indígenas y delegados de comunidades negras del Medio San Juan y del Tamaná, se concentraron en los puntos de movilización en la vía a Pereira, cerca de Tadó, y en el kilómetro 18 de la vía de Quibdó a Medellín. En estos puntos, además de sumarse a las reivindicaciones nacionales de este Paro, tienen exigencias puntuales en temas de educación, vías e infraestructura, vivienda y saneamiento básico, salud, soberanía y seguridad alimentaria, guardia indígena, y mayor inversión para las comunidades. Aunque la vía en Tadó está taponada, han realizado acciones humanitarias dejando pasar personas enfermas y pasajeros del transporte público.

Según José Santos, vocero del Proceso de Comunidades Negras, “las comunidades han manifestado que hasta que no lleguen las autoridades, la jornada no se levantará, por lo que es un paro de carácter indefinido. Ayer hubo comunicación con las autoridades, pero hoy no ha habido comunicación, no se han pronunciado las autoridades locales, por lo que esperamos que desde lo nacional se logre conversar para que llegue el alcalde de Tadó”.

En el punto de concentración en Tadó se presentaron hostigamientos con sobrevuelos de helicópteros, y en el punto de Quibdó a Medellín se presentaron dos heridos en enfrentamientos con el Esmad.

Centro oriente de Colombia
En esta región se presencian movilizaciones desde el pasado 22 de abril, con cuatro puntos de concentración en Caño Limón, Caricare, Corocito, y Banadías, lugares que son puntos de acceso de los trabajadores a las empresas y campos petroleros que tienen presencia en el departamento de Arauca, y que además representan uno de los principales conflictos en términos ambientales y sociales para esta región. Además de estos puntos, este 25 de abril se realizaron marchas en diferentes municipios de Casanare, en Boyacá, en los cuatro municipios de Arauca, en Puerto Carreño, y en los santanderes, con participación de los diferentes sectores sociales y populares de la región.

En esta región se han presentado detenciones durante esta semana, así como hostigamientos y señalamientos a las comunidades movilizadas y sus líderes. En ese sentido, según Joana Pinzón, presidenta de Asonalca, sus principales exigencias en este momento son “el respeto a la vida y a la protesta social… que se garantice este derecho que tenemos todas las comunidades, y que cese la judicialización y persecución a los líderes sociales”.

Otros puntos de movilización
Además de estos puntos que aún se encuentran movilizados, este 25 de abril se presentaron manifestaciones masivas en diferentes ciudades y municipios del país, como Bogotá, Medellín, Rionegro, Cali, Bucaramanga, Cúcuta, Popayán, Villavicencio, Manizales, Pereira, Santa Marta, Riohacha, Tunja, Pitalito, Buenaventura, Pasto e Ibagué. En el Caribe además se realizó una concentración en Campo de la Cruz, Atlántico.

Tras las manifestaciones en Bogotá, se reportaron ocho policías heridos, 16 personas conducidas al CTP y 14 personas judicializadas, además de 15 personas heridas. Aunque en algunos puntos no se presentaron dificultades en términos de derechos humanos, según Jimmy Moreno “sigue siendo claro el tratamiento militar que el Gobierno le da a la protesta social, y más en términos de garantías de derechos humanos, porque ni siquiera se activó un puesto de mando unificado”

“A pesar de esto –reiteró Moreno-, en términos políticos se hizo posicionamiento de las agendas y temáticas, con movilizaciones muy representativas a lo largo y ancho del país. En términos de interlocución, se han establecido algunos canales en las regiones, y también estamos intentando retomar algunos procesos de diálogo para la agenda nacional. Todo esto también depende de las definiciones sobre el Plan Nacional de Desarrollo que se está discutiendo, y a lo que suceda en el espacio de negociación que los trabajadores estatales tienen en este momento con el Gobierno”.

Este fue apenas un calentamiento de la movilización, el Paro sigue activo en varios puntos del país y las organizaciones sociales y populares están convocando al Refugio Humanitario por la vida de líderes y lideresas sociales, evento que se llevará a cabo del 28 de abril al 2 de mayo en Bogotá, para denunciar los asesinatos y judicializaciones de quienes defienden la vida, los territorios y los derechos de sus comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *