Masacre de guardia indígena en Dagua, Valle del Cauca

22 mar. Colombia Informa.-El Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC- , denunció que el pasado 21 de marzo se presentó una masacre que dejó ocho guardias indígenas fallecidos y cuatro gravemente heridos, que además estaban encargados de la adecuación logística de la Minga que se adelanta en el sector de La Delfina en Buenaventura.

En el comunicado emitido por el CRIC, se afirma que los indígenas no se podían reunir en La Delfina, porque era muy pequeño, motivo por el cual buscaron otro espacio en el corregimiento de Juntas, resguardo indígena de Papitas municipio de Dagua. La guardia se encontraba descansando dentro de una casa del sector, cuando minutos después, aproximadamente a las 3:00 pm, ocurrió la explosión.

El consejero de Derechos Humanos de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca -ORIVAC-, manifestó que en el lugar se lanzó un artefacto explosivo, el cual causó la muerte de ocho guardias indígenas y dejó tres guardias gravemente heridos, pertenecientes al pueblo Waunan, Nasa y Embera.

Actualmente, la comisión de derechos humanos de Organización Regional Indígena del Valle del Cauca -ORIVAC-, Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC y organismos internacionales se encuentran en los procesos de verificación para identificar los cuerpos y daños materiales.

El CRIC exige al Gobierno Nacional que atienda e investigue los hechos ocurridos en medio de la movilización y, asimismo que acate los estándares en el marco internacional de los derechos humanos para garantizar el ejercicio del derecho fundamental a la protesta pacífica, contenido en la Constitución Política y en tratados e instrumentos internacionales de derechos humanos que protegen los derechos de los pueblos indígenas.

Represión de las Fuerzas Públicas no cesan

Por otro lado, las víctimas heridas de gravedad por cuenta del Escuadron Móvil Anti Disturbios-ESMAD y policía militar, siguen ascendiendo: el 21 de marzo, en la Vereda La Pajosa, donde se registraron ataques continuos con lacrimógenos, granadas aturdidoras y capsulas recalzadas lanzadas directamente a la integridad física de campesinos e indígenas, dejaron tres heridos de gravedad, los cuales fueron remitidos al Hospital Universitario San José del Municipio de Popayán, así mismo 5 personas resultaron con heridas leves. (Lea aquí: Duque responde con represión a exigencias de la Minga por la vida)

Debido a estos hechos y a la preocupación de lo que pueda seguir ocurriendo en los diferentes puntos de la Minga, El Concejo Regional del Cauca hace un llamado a los organismos defensores de DD.HH nacionales e internacionales, al Alto Comisionado para los DD.HH de la ONU, a la Comisión Interamericana de DD.HH, a la Misión de Verificación de la ONU, a la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA, a la Comisión Nacional de DD.HH. del Senado de la República, a la Defensoría del Pueblo y a la Procuraduría General de la Nación, para que, en el marco de sus funciones y competencias, acompañen a las comunidades y familias afectadas por este hecho que enluta la Minga social del Sur Occidente Colombiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *