08/03/2019. El Público

Había mil motivos para salir a las calles. Miles de razones para no quedarse en casa y enseñar al mundo que el feminismo es una realidad imparable. Una vez más, las mujeres de España se convirtieron en un referente mundial en la lucha por la igualdad. Tanto, que durante la jornada se sucedieron más de 1.000 actos por todo el país. Caceroladas, manifestaciones, batucadas, marchas… Cualquier forma fue perfecta para exigir igualdad y el fin de las violencias machistas, entre otras muchas reivindicaciones.

Ya desde la madrugada del jueves, cientos de mujeres tomaron las calles de Madrid, haciendo más ruido que nunca, como si fuera un anuncio de lo que este viernes iba a suceder en todo el país. De hecho, la capital fue uno de los centros neurálgicos del feminismo, con una mañana protagonizada por los actos de las estudiantes en huelga y una tarde que terminó con una manifestación histórica a la que acudieron 370.000 personas, según las cifras oficiales de la Delegación del Gobierno. Unos daros que podrían doblar la asistencia registrada en los actos del año pasado (170.000).

«No es no, lo demás es violación», «sola y borracha, quiero llegar a casa», «Madrid será la tumba del machismo», fueron algunas de las reivindicaciones que tronaban al unísono en la marcha multitudinaria de la capital. Una marcha que concluyó en la Plaza de España con la lectura de un manifiesto.

Un texto que fue leído por algunas de las portavoces del movimiento. «Si paramos nosotras, se para el mundo», comenzaba, para denunciar las «desigualdades» la «precariedad» y la «no corresponsabilidad de los hombres en el trabajo de los cuidados». Además, las feministas dejado claro que «huelga no se acaba el 8 de marzo».

Una mujer muestra una pancarta durante la marcha feminista de Madrid, celebrada este viernes con motivo del Día de la Mujer, bajo el lema «Somos imparables, ¡feministas siempre!». EFE/Mariscal

Catalunya se convirtió en otro de los bastiones principales de la lucha por la igualdad. Y es que, al igual que en la capital, desde primera hora de la mañana, las mujeres paralizaron las calles de Barcelona, donde las protestas se sucedieron durante prácticamente todo el día, concluyendo en una gran manifestación por la igualdad. Según datos de la Guardia Urbana, 200.000 ciudadanas demostraron que el feminismo no descansa.

En Zaragoza el movimiento feminista desbordó la ciudad desde bien temprano con varios bicipiquetes en los que participaron cientos de mujeres. Una práctica que también se desarrolló en otras ciudades de Aragón como Huesca, donde las manifestaciones sobre ruedas colapsaron algunas de las calles de la ciudad. Paralelamente, varias caravanas de automóviles comenzaron a recorrer los pueblos y ciudades del Pirineo, extendiendo el clamor del 8M.

Las movilizaciones de la mañana convergieron en la Plaza del Pilar, donde miles de mujeres se concentraron entre cánticos y lemas feministas. Pero las voces de la igualdad no se calmaron ahí, en tanto que durante la tarde volvieron a ocupar las calles del centro de Zaragoza para exigir el fin de las violencias machistas. Según los datos de 8M Aragón, más de 200.000 personas salieron a las calles, una cifra histórica para la capital maña.

Paza España paseo Independencia, Zaragoza.

En Euskadi, la noticia estuvo en las calles, pero también en las instituciones. Tanto es así, que la falta de quorum en el Parlamento Vasco por la ausencia de la mayoría de las parlamentarias provocó la suspensión del pleno de control programada. De esta forma, las políticas quisieron dar apoyo al clamor de las ciudadanas que salieron a las calles de las tres capitales de Euskadi y otras muchas localidades.

En Bilbao, participaron unas 30.000 mujeres en la manifestación de la tarde, respaldadas por sindicatos (ELA, LAB, CCOO y UGT) y representantes políticos (PNV, PSE-EE, EH Bildu y Podemos), que marcharon tras una pancarta con el lema Desbordamos las márgenes paras tomar el centro. También salieron a la calle miles de vitorianas y donostiarras. Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, señaló que el Día Internacional de la Mujer también es una jornada de concienciación para los hombres con el fin de que trabajen por la igualdad.

Las reivindicaciones de la huelga feminista también llogó a la Comunitat Valenciana, donde marchas, cánticos y piquetes informativos teñidos de violeta se extendió durante el día. En València, las mujeres mostraron su fuerza con una gran manifestación que coronó esta jornada histórica. «No es no, lo demás es violación», «Sola, borracha, quiero llegar a casa», «Els carrers seran sempre nostres», fueron algunas de las consignas que se escucharon durante la tarde.

En Andalucía miles de mujeres salieron a las calles desde primera hora de la mañana. Más de 200.000 feministas, según las cifras de los sindicatos. No quedó rincón que no se viera impregnado de esta lucha por la igualdad y contra la violencia machista. Tanto es así, que todas las capitales tuvieron marchas y concentraciones durante prácticamente todas las horas del día.

No obstante, Sevilla fue la ciudad protagonista –con un total de 23 actos–, donde miles de asistentes, mayoritariamente mujeres, inundaron la ciudad entre pancartas, vítores, cánticos y colores morados.Según las cifras del Ayuntamiento de la ciudad, la marcha contó con el respaldo de 130.000 personas.

alicia también fue ejemplo de lucha feminista. Tanto es así, que decenas de miles de gallegos colapsaron esta tarde el centro de las principales ciudades de la Comunidad en manifestaciones en las que se pidió el fin de los asesinatos machistas y medidas que logren erradicar la brecha salarial.

Una mujer limpia una ventana junto a un cartel alusivo al Día Internacional de la Mujer, este viernes en Madrid. EFE/Chema Moya
Las comunicadoras pararon en toda España

En una abarrotada plaza del Museo reina Sofía de Madrid, las trabajadoras del mundo de la comunicación se concentraron por la mañana en un ambiente festivo a la par que reivindicativo. A ellas se unieron otros colectivos, para unir fuerzas, en esta jornada de huelga feminista.

Ataviadas de negro y violeta –el color del feminismo– mujeres de decenas de medios y agencias de comunicación, gabinetes de prensa, y, en general, trabajadoras de medios y empresas periodísticas se citaron cita para leer el manifiesto conjunto: Las Comunicadoras Paramos. Este tipo de actos se realizaron también en otras partes de la geografía española, con la intención de luchar por un “periodismo libre y digno”.
Seguimiento de los paros

Al menos 6 millones de personas secundaron los paros feministas, según fuentes de UGT, mientras que más de dos millones de jóvenes secundaron la huelga feminista según el Sindicato de Estudiantes, una de las organizaciones que habían llamado a «vaciar las aulas» durante esta jornada. Según los datos del Sindicato de Estudiantes, el paro fue «casi total» en los institutos de toda España y «muy alto» en las universidades.

Respecto al seguimiento de la huelga entre los trabajadores de la Administración General del Estado llegó al 4,76%. En concreto, de los 96.724 funcionarios, con unos servicios mínimos fijados en 9.826 efectivos, un 4,91% de los trabajadores secundaron la huelga de todo el día, lo que supone 4.266 personas en total.

En cuanto a los paros parciales de dos horas de duración, un 5,59% de los trabajadores lo secundaron, lo que se traduce en un total de 7.005 efectivos sobre los 141.133 empleados públicos de esta administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *