Operaciones neoparamilitares en Territorio Colectivo de Curvaradó

16 de febrero de 2019. Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

El domingo 17 de febrero, a las 8:00 a.m., se registró el ingreso de 150 hombres de las AGC en Remacho, Territorio Colectivo de Jiguamiandó

A esta hora, 9:15 p.m. informan pobladores del caserío El Tesoro, territorio colectivo de Curvaradó, de la presencia de más de una veintena de efectivos de los neoparamilitares de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, en su interior ocurrida en horas de la tarde.

Los armados permanecieron en el lugar hasta las 5:00 p.m., hora en que tomaron en dirección al caserío de Remacho hacia el territorio colectivo de Jiguamiandó.

Desde anoche se vienen desarrollando operaciones de estos irregulares de las AGC de manera visible en caseríos de Curbaradó. Ayer, viernes 15 de febrero hacia las 10:00 p.m. cerca de 25 hombres armados y vestidos de camuflado entre los caseríos de Llano Rico y Pipón Bracito estuvieron movilizándose a pesar de la presencia a pocos metros de la base militar de Llano Rico.

Los AGC días atrás en su recorridos vestidos de civil y con armas cortas han manifestado que líderes que reclaman las tierras o exigen protección ambiental y sus acompañantes (refiriéndose a la Comisión de Justicia y Paz), son aliados del ELN.

Hoy mismo en el Territorio Colectivo de Jiguamiandó, líderes y trabajadores humanitarios percibieron la movilidad de cerca de 50 hombres de las AGC.

La operación psicológica está generando zozobra y terror en los pobladores de los territorios de Curvaradó y Jiguamiandó a quiénes por portar prendas de color negro, manejar motos de alto cilindraje o provenir de allí, se les señala como integrantes del ELN.

El sitiamiento de la población se está generando como ocurrió entre 1999 y 2008.

Este ambiente de señalamientos contra los pobladores de estos territorios se incrementó desde el cuestionado Paro Armado que ocurrió entre el 10 y el 13 de febrero por orden del ELN.

La respuesta fue el asesinato de Martín Barrios, hijo del lider social Imber Barrios hace dos días en Belén de Bajirá. (Le puede interesar: Asesinado Martín Barrios, hijo del líder Imber Barrios)

Las actuaciones de las AGC que se desarrollan en medio de controles militares y policiales adquirieron un tono contrainsurgente justificándose por las acciones del ELN.

Las AGC reiteran que ellos van a desarrollar la entrega de tierras a los que están construyendo el progreso, refiriéndose a los empresarios despojadores.

Simultáneamente se informó a pobladores de Curvaradó que funcionarios responsables del proceso de devolución de tierras fueron destituidos por intentar cumplir su papel.

Fuentes cercanas a las AGC expresaron que los líderes Enrique Cabezas y Guillermo Díaz serían asesinados, junto con otros reclamantes de tierras de Curvaradó y habitantes de las Zonas Humanitarias de Nueva Esperanza y Pueblo Nuevo en Jiguamiandó.

Hace unos días otras fuentes informaron del plan de asesinato a líderes del Bajo Atrato, y del defensor de DDHH de nuestra Comisión de Justicia y Paz, Danilo Rueda; y la identificación de los defensores de nuestra organización que prestan sus servicios en el territorio.

A pesar de las medidas cautelares ordenadas por la CIDH para proteger la vida e integridad de varios líderes, estás se continúan desconociendo debido al desarollo de operaciones contrainsurgentes, con medios irregulares como el paramilitarismo que ubica como blanco a los civiles.

Bogotá D.C. 16 de febrero de 2019

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.