SOMOS MÁS FUERTES QUE LA GUERRA

Congreso de los Pueblos. Comunicado:

Enero 23 de 2019
Desde nuestro surgimiento como Congreso de los Pueblos hemos mandatado y desarrollado
una legislación popular, enmarcada en la visión de construcción de país para la vida digna,
donde consideramos que la paz es una búsqueda de las transformaciones estructurales y la
solución política del conflicto social y armado, hemos impulsado diversos escenarios de
convergencia e iniciativas a nivel regional, nacional e internacional que propenden por la
paz con justicia social.
A través de este camino se ha abierto la posibilidad de avanzar en procesos de dialogo con
las insurgencias y el movimiento social, dialogo caracterizado por la falta voluntad política
del gobierno nacional. El común denominador en ese camino por parte del gobierno es el
de soslayar e incumplir los acuerdos ya firmados, la implementación de los acuerdos con las
FARC, en la práctica, se hace trizas. Con el ELN el gobierno de Duque interrumpe
abruptamente la continuidad de la Mesa que ya habían iniciado el Estado y la Insurgencia.
Paralelo a esta realidad, durante el nuevo gobierno ha venido en aumento el asesinato de
personas defensoras de derechos humanos, así como de líderes y lideresas sociales, crece
la militarización de los territorios y la represión militar a la protesta social, se mantiene
intacto el paramilitarismo y las practicas terroristas de estado, se plantean una serie de
reformas que no contribuyen a un espíritu de paz. Además; la corrupción ha demostrado
que ha permeado a todo el gobierno y a sus entidades, todo en impunidad y ausencia de
verdad y justicia.
Sin duda nos duelen los muertos de esta guerra, vengan de donde vengan, una guerra que
soportamos los pueblos y que se dimensiona de muchas maneras, el primer mes del 2019
nos muestra con crueldad las consecuencias de una paz incompleta, por eso vemos la
necesidad de avanzar hacia una paz real, a levantar la bandera de la solución política y a
seguir movilizándonos por una apuesta de país diferente.Rechazamos la injerencia promovida en la soberanía y autonomía de Cuba y Venezuela, bajo
argumentos que demuestran el carácter autoritario del gobierno de Duque al no respetar
los protocolos firmados por el Estado Colombiano.
Hacemos un llamado a la comunidad Internacional en su papel de garantes y acompañantes
del proceso de negociación entre el gobierno y el ELN, a hacer los esfuerzos necesarios para
salvar este dialogo e instar a las partes a sentarse y avanzar en la construcción de una paz
completa.
Igualmente exigimos al gobierno respetar lo pactado y los protocolos acordados como la
han manifestado los gobiernos de Cuba y Noruega, no podemos admitir que bajo estos
hechos se pretenda generar un conflicto internacional con pretensiones intervencionistas.
Estas situaciones no pueden ser la excusa para estigmatizar y pretender eliminar las
libertades civiles y políticas, desconocer el asesinato sistemático de los líderes sociales y
eximir las responsabilidades del Estado ante el incremento de la violencia en el país.
Como Congreso de los Pueblos hacemos un llamado a todas las personas que habitamos
este territorio diverso llamado Colombia para que, en este momento, seamos fuertes, más
fuertes que la guerra, y así luchar contra este estado mafiosos y corrupto. Seguiremos
impulsando y creyendo en nuestros pueblos sus luchas y construcciones para no repetir el
pasado y construir una paz estable y duradera, que nos permita alcanzar un país soberano,
autónomo y en dignidad.
CONGRESO DE LOS PUEBLOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *