ELN afirma que se mantiene firme en la búsqueda de la paz

29 nov. CI.- La Delegación de Diálogos de Paz del Ejército de Liberación Nacional -ELN- envió un saludo al encuentro ‘¿Cómo va la Paz en Colombia? Revisión a los dos años de la firma del acuerdo de paz’, el pasado 24 de noviembre. En el video Aureliano Carbonell, uno de los integrantes de la delegación, afirmó que continúan en la búsqueda de una solución política.

Desde la posesión del presidente Ivan Duque, los diálogos de paz entre el ELN y el Gobierno Nacional han permanecido en el limbo; durante los primeros cien días del nuevo gobierno la mesa de negociaciones ha estado estancada y ha atravesado por varias coyunturas tensas.

Una de las principales dificultades surgió tras el nombramiento de Nicolas Rodriguez Bautista, comandante del ELN, como miembro representante de la delegación en Cuba.

Desde la llegada del nuevo mandato la postura del gobierno nacional ha dado un giro de ciento ochenta grados frente al tema de los diálogos de paz; se ha puesto en jaque tanto la implementación de los acuerdos a los que llegó el gobierno con las antiguas Fuerzas Revolucionarias de Colombia -FARC-, como la mesa de negociaciones con el ELN.

“Antes se hablaba de paz, ahora se habla de legalidad; antes se hablaba de postconflicto, ahora hay que hablar de estabilización; antes se hablaba de derechos humanos, ahora hay que hablar de valores; antes se hablaba de conflicto armado, ahora no descartamos que se vuelva a hablar de amenaza terrorista; antes se hablaba de activistas, ahora de agitadores profesionales; antes se hablaba de protesta social, ahora de actividades vandálicas”, fueron las palabras con las que el representante de la Corporación Vivamos Humanos introdujo el lanzamiento del informe Cómo va la paz: restructuración unilateral del acuerdo de paz.

Sin embargo, y a pesar de que el futuro para la mesa de negociaciones hasta el momento es incierto, varios sectores de la sociedad civil han manifestado la necesidad de que se continúe de manera efectiva con el proceso.

Varios sectores sociales han buscado interceder en pro del desescalamiento del conflicto entre las dos partes, con el fin de que se lleguen a alivios humanitarios como los que se lograron para finales del año pasado y comienzos del presente como el cese al fuego bilateral temporal y nacional.

Hace dos días miembros de la Comisión de Paz del Congreso enviaron una carta al presidente de la república con el fin de instarlo para acudir a la invitación que hizo la delegación de la insurgencia para intentar destrabar la mesa.

A lo anterior se le suma el llamado que realizó el expresidente Ernesto Samper al gobierno nacional, con el fin de que no desaproveche la oportunidad de dar una salida negociada al conflicto armado.

Este tipo de llamados a las partes para reanudar la mesa han sido el pan de cada día, por lo que anuncios y mensajes como el enviado por el delegado Aureliano Carbonell dan un aire de esperanza.

Queda claro que por parte de la insurgencia las puertas aún continúan abiertas; por otro lado, mensajes como el de la Comisión de Paz y el expresidente demuestran que la salida política del conflicto es algo que desean las mayorías. Solo queda esperar que posición tomará el presidente Ivan Duque, como señaló Leon Valencia de la Fundación Paz y Reconciliación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *