Asamblea Popular: la apuesta por un gran paro nacional en 2019

15 oct. Colombia Informa .- La consolidación de la agenda de un gran movimiento social colombiano en donde quepan todas las diversidades de las expresiones territoriales y sectoriales es el paso gigante logrado en la Asamblea Legislativa Popular y de los Pueblos, una apuesta exitosa por la unidad popular estratégica.

Más de 1300 delegados y delegadas de organizaciones de las diferentes regiones del país aportaron y expusieron del 9 al 12 de octubre en Bosa -Bogotá-, experiencias como los logros de las luchas de cada territorio y las problemáticas a las que se enfrentan durante dichas pugnas sociales, ambientales y económicas que han librado históricamente en pro de una vida integral digna.

“Para nosotros el territorio es la vida y la vida no es posible sin el territorio. Otras personas entienden el territorio como algo que es únicamente para explotarlo, para extraer todas las riquezas que tiene el territorio; si lo extraen, a la vuelta de 4 o 5 años, ¿dónde va a construir espacio de vida?, ¿dónde va a relacionarse con otras personas? ¿dónde va a construir país?”, expresó Daniel Angulo del Consejo Comunitario de Río Maya y miembro de la Instancia Palenque Regional de Buenaventura.

Se establecieron jornadas de trabajo, plenarias, comisiones, mesas de trabajo para el debate, consenso y socialización para concretar los puntos claves de las agendas como las de: arte y cultura; comunicaciones; formación; medio ambiente; mujeres antipatriarcales; economía propia, campesinado e indígenas; posteriormente se enriquecieron los mandatos populares y se sintetizó en la Declaratoria final política, en donde concluyó:

En cuanto a las disputas electorales, se propone definir candidaturas por convergencia que propicie escenarios de concertación de propuestas populares.

Marcha por la reivindicación

Como acto conmemorativo y de clausura de la Asamblea, se llevó a cabo el 12 de octubre en el Chorro de Quevedo una concentración de quienes hacen parte de las diferentes organizaciones, como Procesos de Comunidades Negras -PCN-; Coordinador Nacional Agrario -CNA-; Congreso de los Pueblos;, Autoridad Nacional Afrocolombiana- ANAFRO-;Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular entre otras, que unieron sus voces para gritar “¡El pueblo no se rinde carajo!” por las calles de Bogotá.

Una marcha de apoyo a la realizada el 10 de octubre en todo el país y también para reivindicar los derechos que tienen las poblaciones afro, indígenas, campesinas, raizales, urbanas, pero sobre todo el anuncio colectivo de la gran agenda popular pronosticada para los próximo años, la cual se disputará a favor de la construcción de la paz desde los territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *