El campesinado de La Uribe, Meta se organiza para defender el territorio.

El 9 de septiembre RedHer acompañamos a Choapo y a Asonalca al acto de “Declaración de la Asamblea Municipal de Asonalca de la Uribe”, en el corregimiento de La Julia. Campesinos y campesinas de diferentes veredas y de la misma Julia, se reunieron para este fín, con delegados de Choapo y Asonalca, que hacen parte de Congreso de los Pueblos.
En el municipio de la Uribe la población es fundamentalmente rural, pero las condiciones de vida son difíciles, ya que el abandono estatal es total, las cifras lo demuestran, con un acceso a la salud solo del 52% de la población, un 24% de niños y niñas no escolarizados, un empleo informal que ronda al 90 % y con la amenaza de que entre la compañía canadiense Petronova a explotar el petroleo, con lo que ello supone de daño al ambiente, al ecosistema y en definitiva a la vida de las comunidades.
También es una zona donde se ha proyectado crear las Zidres, figura que el gobierno está utilizando para implantar proyectos productivos agroindustriales, de monocultivos y para la exportación, destruyendo así la economía del pequeño campesino y produciendo una sobre explotación de la tierra y desplazamiento del campesino.
Para enfrentar todos estos problemas, los campesinos y campesinas se han estado reuniendo a lo largo del 2017 y lo que lleva el 2018 con el acompañamiento de Choapo, para crear una organización campesina en defensa del territorio y de la cultura campesina.
Se presentan los estatutos de ASONALCA y también el pliego de peticiones que va a quedar como Asonalca Municipal de la Uribe que lo han estado trabajando todo este tiempo y que es el siguiente:

Luchar por la defensa de los Derechos Humanos para que el movimiento social y campesino no sea perseguido, judicialización, amenazado ni asesinado.
Exigir al gobierno nacional la titulación de los predios baldíos ocupados por los campesinos.
Garantías jurídicas en los procesos de “extinción de dominio”.
Devolución de los bienes inmuebles en el proceso de “extinción de dominio”.
Recuperación de tierras baldías para que sean entregadas a los campesinos pobres sin tierra.
Mejoramiento de la infraestructura vial.
Salud gratuita y de calidad.
Educación gratuita y de calidad.
Crédito blando .
Protección de los ríos y la naturaleza.
Defender la vocación agroalimentaria, la cultura campesina de cultivar comida diversa y sin agro tóxicos.

También concretaron un plan de trabajo:

Talleres de motivación y formación para prepararse a la movilización.
Creación de Comités veredales.
Realizar una Asamblea de encuentro campesino.
Hacer un Foro Campesino donde se inviten a instituciones.
Para el auto cuidado crear las guardias campesinas.

Reconocemos todo el trabajo que han hecho los compañeros y compañeras de Choapo y Asonalca en esta zona para conformar esta organización campesina de Asonalca en la Uribe, Meta. Este trabajo organizativo es fundamental para la defensa del territorio y para la construcción de una vida digna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *