La Albania: el estado colombiano asesina un liberador de la Madre Tierra

23 Ago 2018
Notas de Actualidad, Nuestra Lucha

Hoy jueves 23 de agosto, en el punto de liberación La Albania, vereda Pílamo, resguardo de Lopezadentro, el estado colombiano asesina un liberador de la Madre Tierra. Fue durante un operativo en el que 400 esmad y policías intentaron desalojar a la comunidad liberadora que desde el 20 de agosto está posesionada en este lugar.

Desde el lunes 20 de agosto, la comunidad liberadora del punto de liberación La Albania dimos un paso más en el camino de lucha. Hasta ahora, desde octubre de 2015, hemos cortado mucha caña, hemos sembrado maíz, yuca, plátano, hemos cosechado, y hemos compartido alimentos con la comunidad y con otros sectores populares. Ahora ya es el tiempo de asentarnos para vivir en estas tierras y seguir liberando la Madre Tierra. Desde el lunes, todos los días nos reunimos en minga para construir las casas, establecernos en la finca y de una vez permanecer en estas tierras, donde aún falta mucha caña por cortar.

Los terratenientes entraron en ira y enviaron sus ejércitos, el ejército nacional de Colombia, la policía y el esmad. El martes 21, a las tres de la tarde, fueron 6 camiones y camionetas del ejército y de la policía que entraron a mirar la acción de la liberación: gente haciendo casas y cortando caña. Dispararon unos gases y recalzadas y se fueron.

Hoy jueves, alrededor de las 9 de la mañana, volvieron con más fuerza mientras seguíamos en minga de construcción de casas. Cerca de 400 agentes del esmad y policías entraron a la finca por la parte de abajo, disparando gases, recalzadas y balas. Las liberadoras y liberadores seguimos firmes, y con el apoyo y la presencia masiva de la comunidad, logramos expulsarlos.

En estos ataques las fuerzas policiales hacen uso de armas letales en contra de comuneras y comuneros que resisten a punta de bastón, machete y poderosa; quedaron heridos dos compañeros. Fredy Julián recibió un impacto de bala en la cabeza, que le destrozó el cerebro y después de permanecer en estado de coma tuvo que ser desconectado de los aparatos que lo aferraban a la vida.

Frente a los atropellos de la fuerza pública y del estado en contra de nuestra comunidad, les respondemos que seguiremos aquí, nos quedaremos en las fincas, porque “donde el nasa pone un pie, ya no se sale”, “seguiremos liberando la Madre Tierra, porque es en beneficio de toda la humanidad”. Ahora no hay paso atrás, en La Albania ya cayó sangre nasa. Hasta ahí llega el mojón.

Proceso de liberación de la Madre Tierra

Pueblo nasa, norte del Cauca, Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *