Plantón de trabajadores de la clínica Martha en Villavicencio

Trochando Sin Fronteras, Villavicencio – Meta, mayo 24 de 2018

Por: Juan David Ospina -Corporación Choapo

Las cadenas que eran símbolos de opresión, ahora son de protesta. La impotencia al no ser atendidos en sus exigencias ha convocado a los trabajadores de la Clínica Marta en Villavicencio, a realizar un plantón y encadenarse a la puerta de la sede administrativa. A los 60 trabajadores de las áreas de medicina, enfermería, especialidades y servicios generales, no les pagan sus salarios y prestaciones sociales hace más de 10 meses.

La forma en que las administraciones de las IPS han venido tratando de paliar la crisis de la salud, es dejándole de pagar a los trabajadores del sector. La Clínica Marta, como una de las instituciones de larga trayectoria en la región, ha sido golpeada por la deuda que con ella tienen las EPS. Esto ha llevado a que la gerente Nery Caridad Lara se niegue a cancelar los salarios y prestaciones sociales de sus trabajadores. Sobre esta situación está informado el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Salud los cuales no se han pronunciado al respecto del incumplimiento en los pagos.

Por tal razón, y tras varios intentos de solucionar este problema y ante la actitud oprobiosa de la gerente en no considerar este problema de atención inmediata, se han convocado a un plantón desde el miércoles 23 hasta el viernes 25 de mayo para expresar su voz de protesta ante la administración que no cumplen con sus obligaciones.

La situación de la clínica ha venido desmejorando con el tiempo, hasta el punto de no dar atención en algunos servicios como el de urgencias y limitando las cirugías. Al no prestar la atención como antes lo hacía congestiona el resto de instituciones, alargando los tiempos de atención y desplazamiento a otras ciudades del país. Llevando a que esta situación no solo afecte a los trabajadores sino a la sociedad en general.

De manera irresponsable la gerencia atribuye la situación actual de la clínica a la lider del plantón María Cristina Medina, instándola a levantar la actividad en beneficio de los “usuarios”, y desconociendo que ya los trabajadores habían advertido de la urgencia, a poco de completar un año de no pago de salarios, situación que además ha provocado la salida de más del 70% de los trabajadores de esta entidad, quienes no soportaron trabajar más sin recibir salario.

El próximo lunes habrá una reunión de las partes para buscar salidas. La Central Unitaria de Trabajadores acompañará el proceso para brindar garantías en el cumplimiento de los derechos. De igual manera, los líderes del plantón han expresado su compromiso de no abandonar la institución, en no dejarla quebrar, conscientes que de ella derivan su sustento y el de sus familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *