Atentado a Gustavo Petro: ¿crónica de una muerte anunciada?

5 mar. Colombia Informa.- El 1 de marzo la comisión de logística y comunicaciones de la campaña del Candidato Presidencial Gustavo Petro denunció que mientras llevaban a cabo una reunión preparatoria para ultimar detalles de logística y organización en el Parque Santander de la ciudad de Cúcuta, la policía impidió el descargue del andamiaje de seguridad basándose en el Decreto 0174.

Dicho Decreto fue emitido el 21 de febrero por la Alcaldía de la ciudad para restringir cualquier evento en cercanías a entidades públicas. Estará vigente hasta el 12 de marzo, un día después de las elecciones al Congreso de la República.

Carlos Bolívar, coordinador del evento de campaña de Petro, le informó a la Policía sobre la circular emitida por el Ministro del Interior, Guillermo Rivera, en donde instaba a los alcaldes a permitir las manifestaciones de carácter político.

“Invitamos a los alcaldes distritales y municipales a que permitan las distintas manifestaciones y demás actos de carácter político en los espacios públicos de sus respectivas jurisdicciones, siempre que cumplan con los requisitos legales y reglamentarios, de manera que la participación electoral permita a los ciudadanos conocer con claridad el debate democrático que resulta de las propuestas”, reza la circular.

Bolívar insiste en que el Decreto fue un claro saboteo de la Alcaldía hacia el acto político de Petro puesto cumplieron con todos los requisitos de permisos y solicitudes de seguridad para llevarlo a cabo.

“Ningún Alcalde puede prohibir el derecho a la reunión, es inconstitucional en esa medida. El Código de Policía lo único que establece es que son 48 horas antes del evento en que se manifiesta y que debe ser firmado por tres personas y cumplir lo de ley, que son las estampillas y Defensa Civil. Entonces allí observamos que fue claramente un saboteo político y no un tema de orden público ni pie de fuerza como lo argumenta la Alcaldía”, declaró.

Para el viernes 2 de marzo, como estaba previsto, partidarios y simpatizantes de Gustavo Petro empezaron a llegar al Parque Santander. Hacia las 2:15 de la tarde un grupo de aproximadamente 15 personas llegaron al mismo lugar con pancartas, lanzando insultos y ofensas contra el candidato y sus asistentes.

Mientras tanto, desde el micrófono de su bancada se pedía a los asistentes que no cayeran en provocaciones, hasta que en un punto el grupo de detractores creció considerablemente y pasaron de las agresiones verbales a las físicas, lanzando piedras. Entre las personas había menores de edad, hecho corroborado por los videos que se tienen del incidente.

La policía, en un primer momento, no actuó frente a los hechos que estaban sucediendo en su presencia. Pero luego, por el nivel de gravedad, intervinieron con la llegada del Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad- y la Policía de Carabineros. Habían pasado ya dos horas desde lo pactado para el discurso de Petro en la ciudad.

Hacia las 5:15 de la tarde la camioneta de Petro llegó. El cordón de seguridad armado por la policía lo llevó al punto más vulnerable del Parque, como confirmaría posteriormente él mismo en un vídeo publicado en redes. A pocos metros de llegar a la esquina, entre la Avenida 6ta con Calle 10ma, la camioneta fue impactada por proyectiles.

Segundos más adelante el Esmad detonó un gas lacrimógeno que se esparció por todo el Parque, provocando pánico y caos entre la gente que allí se encontraba: ancianos, personas con discapacidad, mujeres con niños en brazos; todos resultaron afectados por esta acción de la policía. Luego lanzaron segundo gas.

Minutos más tarde, los voceros de la campaña confirmarían que algo muy grave le había ocurrido al Candidato y que, por tal motivo, no se podía presentar en el Parque Santander. Invitaron a la ciudadanía a reunirse a las afueras del Hotel Casino Internacional, desde donde Petro daría una conferencia de prensa.

A pesar de los hechos y de la historia paramilitar que ha gobernado a Cúcuta y genera temor en los ciudadanos, más de 2.000 personas marcharon y se dieron cita para escuchar a Petro. Incluso la guardia indígena salió desde temprano ese día para preparar la seguridad de la cita.

Entre los asistentes se destacó la notoria presencia de jóvenes, población Lgbti, obreros y familias que asistían con sus hijos. Estos exigieron investigaciones inmediatas sobre los hechos para localizar a los responsables.

Poco antes de las 7 de la noche Gustavo Petro salió. Fue breve en su discurso. Habló los 50 minutos exactos que le fueron concedidos. Habló sobre el contexto histórico paramilitar que ha sufrido los últimos 10 años la ciudad cucuteña y que se reflejó ese día con gran claridad.

“Una alianza entre jefes paramilitares que controlaban las rutas del narcotráfico y el contrabando de la gasolina y la trata de personas, aliados al jefe del DAS [antiguo Departamento Administrativo de Seguridad], aliados en ese entonces a la directora de Fiscalía, aliados a varios senadores de la república, en las noches se reunían para hacer las listas de quienes iban a ser asesinados al día siguiente”, recordó.

Sobre el atentado vivido ese mismo día, comentó que sus teorías apuntan al exalcalde Ramiro Suárez como actor intelectual del hecho y, más allá de las personas contratadas, señala a la Policía Nacional como actor material. Denunció del saboteo logístico que se presentó con el equipo de campaña el día anterior.

Finalizó su discurso con un análisis de la situación ambiental, informática, económica y política de Cúcuta y del país. Su campaña apunta a la justicia social como base política para permitir una creciente economía, ruta de trabajo que se diferenciará de la miseria que está hundida hoy la ciudad por un Gobierno de derecha. También apuntó como una de sus banderas principales una industrialización sostenible con el medio ambiente.

“El agua es para el ser humano, la agricultura y la naturaleza y no para sacar a chorros el carbón, el oro, el petróleo. La Colombia Humana no permitirá que Minesa [Sociedad Minera de Snatander] ingrese al Páramo de Santurbán, porque el agua del Páramo de Santurbán es para 2 millones y medio de personas de Norte de Santander y Santander”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *