Juan Camilo Restrepo renuncia a los diálogos con el ELN

4 dic. CI.- El Jefe de la Delegación del Gobierno para los Diálogos de Paz con el Ejército de Liberación Nacional -ELN-, anunció que se retirará de su cargo a principios del siguiente año. La decisión se hace pública al término del cuarto ciclo de negociaciones y a puertas de la fecha final acordada para el fin del Cese al Fuego.

Juan Camilo Restrepo quien se ha venido desempeñando hasta ahora como Jefe de la Delegación del Gobierno para los Diálogos de Paz con el ELN, anunció en entrevista con Caracol Radio, que los primeros días de Enero se apartará de dicha responsabilidad. Según sus palabras, su decisión obedece a motivaciones de orden personal y profesional, ya que ha sido nombrado para el Tribunal de Arbitramento radicado en la Cámara de Comercio de París y otros asuntos personales le exigen estar presente en Bogotá, “mi ciclo al frente del equipo negociador con el ELN se está cerrando”.

Anunció también que la decisión ya había sido comentada con el presidente de la República, Juan Manuel Santos “con él he venido hablando y le he solicitado por lo tanto que me libere de estas responsabilidades como jefe del equipo negociador, liberación que será efectiva en los primeros días del año entrante a fin de que precisemos la fecha con el presidente y se dé solución de continuidad”.

Dicho anunció se da en medio de tensiones en la mesa de negociaciones. Si bien durante este semestre las partes han avanzado en algunos acuerdos concretos como el Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional -CFBTN- y la realización de las audiencias preparatorias, donde se aportaron insumos para la metodología de participación de la mesa, la persecución y el asesinato de líderes sociales no se ha detenido. El Gobierno Santos se encuentra en su recta final, la carrera presidencial hacia el 2018 ya tiene aceitada toda su maquinaria y el proceso de paz con las FARC se encuentra en estado terminal. Dichos factores le confieren poco margen de negociación al Gobierno, quien no ha dado muestras efectivas de voluntad de paz, transformación y participación tanto con las comunidades y los movimientos sociales, como con las insurgencias.

Así pues, la renuncia de Juan Camilo Restrepo responde a motivaciones personales, pero también a limitaciones del Gobierno, quien deberá buscar un reemplazo con altura para continuar con las negociaciones y avanzar en la agenda en medio de la coyuntura electoral.

Balance del Cese al Fuego, versiones encontradas

Mientras que el Gobierno en boca del saliente Juan Camilo Restrepo sostiene que hay un parte positivo del Cese al Fuego y del cuarto ciclo de diálogos, sosteniendo que se cumplieron los siguientes compromisos:

“I. La publicación del proyecto de decreto para agilizar y fortalecer el Sistema de Alertas Tempranas.

II. El desarrollo de un esquema integral que mejore la condición humanitaria de los reclusos militantes del ELN que se encuentren en cárceles colombianas.

III. Impulsar la pronta aplicación de la Ley 1820 de 2016 (Ley de Amnistía) y el Decreto 277 de 2017, en lo referido a la despenalización de la protesta.

IV. Verificar que no se obstaculice el flujo normal de víveres y medicamentos hacia las comunidades aisladas. Asimismo el Gobierno reitera su disposición a atender y tramitar cualquier queja sobre este tema”

El ELN ha expresado que “aunque las partes hemos logrado sostenerlo y ha traído alivios humanitarios para las regiones de mayor conflicto, también ha reportado, durante los dos meses de ejecución, graves hechos que ponen en riesgo su continuidad”. Esta insurgencia señala que ha habido evasivas del gobierno para evaluar y verificar casos “en que la fuerza pública pudo haber atentado contra la vida y la integridad física de las personas durante este CFBTN, como sucedió en Tumaco el 5 de octubre donde murieron nueve campesinos, la muerte de la comunicadora indígena Efigenia Vázquez, en Kokonuco en el Cauca, entre otros. En segundo lugar dos ataques de las Fuerzas militares del gobierno a campamentos del ELN, lo cual constituyen graves e inamisibles violaciones al CFBTN.”

Asimismo como lo referencia el punto II de lo pactado en el cuarto ciclo, para el ELN es fundamental las condiciones humanitarias de sus prisioneros políticos; “no podemos pasar por alto, los recientes y graves ataques perpetuados por agentes del INPEC a los presos políticos en diversas cárceles del país. Sin dejar de un lado la crisis carcelaria que afrontan más de 190.000 reclusos, siendo las principales afecciones: el alto hacinamiento, la mala alimentación y las grandes deficiencias en el sistema de salud.”

Para resolver y aclarar los inconvenientes en el marco del Cese al Fuego, se acordó establecer una Mesa Transitoria de Conversaciones, la cual funcionará entre el 1 de diciembre y el 9 de enero; Esta mesa sesionará en la ciudad de Bogotá entre el 5 y el 12 de diciembre.

En este contexto, se espera que se pueda prolongar el Cese al Fuego y se cumplan los acuerdos conjuntos, con el objetivo de generar alivios humanitarios a la sociedad colombiana, lo cual permita también avanzar en el proceso de participación de la sociedad en el semestre siguiente, esperando que se acuerde una metodología conjunta de participación que recoja los aportes dados por distintos actores de la sociedad en las audiencias preparatorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *