ELN y FARC: “El paramilitarismo es la mayor amenaza para la Paz de Colombia”

24 oct. Colombia Informa.- Delegaciones de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -FARC- y del Ejército de Liberación Nacional -ELN-, reunidas en Ecuador, acordaron la creación de un mecanismo conjunto para garantizar la implementación de los Acuerdos de La Habana y el desarrollo de la agenda de las conversaciones de Paz entre Gobierno Nacional y ELN.

En Montecristi, Ecuador, se dieron cita delegados del partido político FARC y de la Delegación de Paz del ELN para analizar el momento político, intercambiar apreciaciones sobre el desarrollo de los Procesos de Paz y enrutar esfuerzos conjuntos para que el Estado cumpla con su palabra y se pueda avanzar con firmeza hacia la solución política del conflicto armado.

La reunión de estas dos fuerzas políticas se da en medio de un preocupante contexto en la implementación de los Acuerdos de las FARC; más de 1.000 presos de esta organización siguen recluidos en las cárceles esperando la amnistía pactada, la erradicación forzada a sangre y fuego en los territorios ha sido privilegiada sobre la sustitución integral de cultivos ilícitos, y los programas sociales y económicos para la población excombatiente no han sido implementados. Este reiterativo incumplimiento ha agudizado los conflictos en las zonas veredales, incentivando el crecimiento de las disidencias.

El ELN, por su parte, ha cumplido a cabalidad el Cese al Fuego Bilateral con el Gobierno pero el asesinato de líderes sociales y las agresiones contra las comunidades, como en el caso de Tumaco, no cesan.

Ayer, 23 de octubre, las dos fuerzas emitieron un comunicado conjunto donde exponen siete grandes conclusiones del encuentro y manifiestan su firme decisión de persistir en sus esfuerzos para la construcción de la paz para Colombia a pesar de las dificultades.

Aunque reconocen un avance notorio en los últimos años para la solución política al conflicto, llaman la atención sobre la preocupante situación de persecución, encarcelamiento y asesinato contra el movimiento social, comunidades y excombatientes de FARC, ante la ineficaz e incipiente actuación de la Fiscalía General de la Nación.

De igual forma, expresan la necesidad de desmantelar y frenar el paramilitarismo pues este es considerado el principal enemigo de la paz y las comunidades.

“Reiteramos -afirman- que el paramilitarismo es la mayor amenaza para la paz de Colombia, la sociedad y la democracia, por esta razón es necesario tomar medidas efectivas e inmediatas para el desmantelamiento definitivo de las operaciones y organizaciones paramilitares y sus redes de apoyo”.

Sobre el tema de cultivos de uso ilícito y ante los crecientes conflictos en zonas como el Catatumbo, Guaviare, Nariño y Cauca, reclaman que se cumplan -como se acordó- los programas de sustitución integrales que permiten ofrecer garantías de vida y subsistencia para las comunidades y se detenga la vía represiva mediante la erradicación forzada y violenta.

Por último, convocan a que se desarrolle una gran alianza entre los sectores políticos y sociales que comparten la defensa de la paz y las transformaciones sociales y políticas que demanda el país.

“Ninguna dificultad -por grande que sea-, nos hará desfallecer en la conquista de la paz, construida sobre los cimientos de la equidad social, la soberanía, la verdad y la democracia”, concluyeron.

El encuentro entre estas organizaciones se da como antesala del inicio del Cuarto Ciclo de negociaciones, este 24 de octubre, entre el ELN y el Gobierno, y a pocos días de que inicien en Colombia las audiencias preparatorias para la participación de la sociedad en dicha mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *