Comunicado a la opinión pública nacional e iternacional

Equipo Jurídico Puelbos.

Los presos políticos y presos sociales, articulados en el Movimiento Nacional Carcelario (MNC), recluidos en la cárcel de alta y mediana seguridad de “PALOGORDO” Girón – Santander; saludamos a todas y todos con un fuerte abrazo de hermandad, solidaridad, dignidad y lucha extendido a los presentes: padres, madres, hijos, hermanos, amigos, organizaciones sociales, populares y defensoras de los derechos humanos; ambientalistas, trabajadores, estudiantes, sindicalistas, campesinos, transportadores, comunidad LGTBI, pueblo en general de Santander y Norte de Santander, y a toda Colombia entera.

Los presos manifestamos nuestro apoyo total a la gran marcha en defensa de nuestro patrimonio natural, como es el Páramo de Santurban; que, como comunidad vulnerable, también nos afecta y aunque estamos privados de la libertad también somos parte del territorio.

Invitamos a los Santanderes y a toda Colombia a que nos mantengamos unidos y no permitamos que el extractivismo conviertan nuestras regiones en verdaderos desiertos, producto de la explotación de nuestras riquezas naturales a cielo abierto; téngase en cuenta que el neoliberalismo es una amenaza real y letal para el planeta y la humanidad; este macabro modelo económico se posesionó en nuestras regiones e imponen un poder que día a día arrebatan nuestras riquezas naturales, la cultura y la misma autonomía de las comunidades.

El impulso del extractivismo y los TLC, lo impusieron los gobiernos neoliberales, veámoslo desde la época de César Gaviria hasta el actual gobierno de Juan Manuel Santos, como un único modelo de desarrollo en el país, otorgándose a multinacionales y transnacionales más de 9000 títulos mineros sin ninguna consideración ambiental ni territorial; esto equivale a un 30% de nuestro territorio. Para lograr estos propósitos se han hecho a la fuerza represiva del Estado y fuerzas paraestatales, desplazando comunidades rurales de sus territorios ricos en recursos minerales, energéticos y de materia prima.

La locomotora mineroenergética es considerada un cáncer para la naturaleza y el ambiente, para la especie humana y para el planeta. La lucha social y popular es el único camino alternativo que nos queda; sin embargo, a través de las consultas populares se ha iniciado un mecanismo posible de contrarrestar ese cáncer que ya hizo metástasis en nuestro territorio nacional.

Invitamos a no perder de vista la famosa Ley de Seguridad Ciudadana la 1453 y el reciente Código de Policía, de igual forma el planteamiento que está haciendo el vicepresidente Oscar Naranjo sobre un proyecto de ley que restringe mucho más la protesta social. Esta indica y no sé haga raro y se prohíban las consultas populares, las protestas pacíficas en contra del extractivismo o explotación de los bienes comunes de la naturaleza y muchos que dan la pelea en contra de dichas explotaciones, terminan en las mismas condiciones en la que nos encontramos nosotros actualmente.

“La injusticia social necesitas ser denunciada y combatida.
El mundo no se va arreglar por sí solo”.
ERIC HOBSBAWN

Octubre 06 de 2017
PRESOS DE PALOGORDO – SANTANDER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *