La dignidad de las Víctimas de Estado. Colombia

19/07/2017

El Encuentro de Víctimas capítulo Sur del Cesar, Sur de Bolivar y Catatumbo- MOVICE en Aguachica fue muy emotivo. Llegaron de Gamarra, Cerro del Oso, Río Viejo, San Martín y Aguachica.

Madres, hermanas, hijas, esposas, pero también padres, hermanos, hijos, esposos, mujeres y hombres valientes que no desfallecen en el intento de conseguir que les digan la VERDAD, que les entreguen el cuerpo de sus seres queridos, especialmente dramático es el caso de los desaparecidos.

Exigen con toda su fuerza que se les diga que pasó, donde esta su familiar. Unos llevan 5,8,10,14 años en esta lucha, mujeres y hombres que se juntan alrededor de la convocatoria de Movice con el apoyo de la Corporación Sembrar, para hablar una vez más como víctimas, para escucharse unas a otras, para fortalecerse con las demás, para sentir que no están solas.

La jornada comenzó con un “circulo mágico”y entrelazando las manos, sentir esa energía colectiva que alimenta el espíritu.

Se trabajaron unos temas por grupos y llegó la compañera Marylen Serna para hablarles del proceso de Paz y la importancia de la participación en Quito como víctimas de crímenes de Estado y como sociedad en general.

Termina la jornada y el equipo de Sembrar se reúne con los familiares del caso “Cerro de Oso”. En el 2004 el ejército detuvo a 3 adultos y un menor, a día de hoy, están los 4 desaparecidos. El ejercito reconoce que asesino a los 3 adultos, aunque alegan que fue un enfrentamiento con la guerrilla, y que los habían enterrado en una fosa común, pero del menor no dicen nada.

Después de mucho luchar se hace la exhumación donde supuestamente habían dicho que estaban (esto no hace ni un mes) y los cadáveres no corresponden con las personas que se buscan.

Llevan 13 años intentando saber que pasó.

Hay momentos que parece que van a desfallecer, es muy duro golpearse una y otra vez contra el muro de la impunidad, pero con la asesoría jurídica que les da Sembrar, vuelven a tomar fuerzas y quedan para ir a Cartagena a reclamar una vez mas por su familiar. Tienen claro que la justicia colombiana no va a hacer nada por esclarecer su caso. El Estado está demasiado implicado en esta guerra sucia como para que la justicia funcione de una manera independiente y cumpla su deber. Por eso han decidido acudir a la Comisión Interamericana de DDHH.

El gobierno juega con el desgaste, las víctimas por lo general, no tienen recursos para pagar abogados, ni para los viajes y se desmoralizan cuando comprueban que no consiguen nada. Pero con el apoyo de Sembrar y otras ONGs de DDHH algunas familias consiguen mantenerse firmes.

Al día siguiente es 20 de Julio día de la independencia y como cada año desde el 2007. un grupo de víctimas se mente en el desfile oficial y con sus pancartas, fotografías, de sus seres desaparecidos o asesinados, sus consignas, desfilan con dignidad y valentía. Para que todo el mundo les vea y oigan, que sepan de ellas, que no se esconden, que no tienen miedo. Piden Verdad, justicia, reparación integral y la no repetición. Desfilan detrás de los colegios para que las bandas musicales de estos no les impidan que se les escuchen sus consignas y sus reclamos. Desfilan detrás de los militares con sus caras tiznadas.

Y cuando pasan por delante de la tribuna donde están los altos cargos civiles y militares, la señora que va nombrando los diferentes colectivos que van pasando, los anuncia como “la unidad de víctimas” que es una figura que ha creado el Estado en todas las alcaldía. Pero ellas paradas al frente de la tarima gritan con todas sus fuerzas que son víctimas de crímenes de Estado. Saben muy bien quien fue los que cometieron el crimen, durante el taller todas lo decían, fue el ejercito o los paramilitares apoyados y encubiertos por el ejercito, por eso se denominan víctimas de Estado.

Valientes, dignas, siguen la marcha hasta finalizarla. Un grupo de teatro de la ciudad, Corporación artística phersulogia, acompaño toda la marcha con una performans. Al finalizar hacen una representación y terminan dando la voz a las víctimas para que una vez mas, puedan hablar y expresar todo el dolor y la convicción de que no van a darse por vencidas, que van a seguir luchando hasta que se haga JUSTICIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *