Declaración de los movimientos populares ante la coyuntura latinoamericana

Declaración de los movimientos populares ante la coyuntura latinoamericana

17 de octubre de 2016, Caracas, Venezuela

Los pueblos del mundo y del continente estamos viviendo un momento signado por una profunda crisis del orden mundial capitalista que no sólo es económica sino también energética, alimentaria y de los valores con los cuales se ordenan las sociedades en que convivimos.

En este contexto, enfrentamos una ofensiva neoliberal donde los sectores vinculados al poder económico transnacional y financeiro pretenden aumentar sus tasas de ganancia a costa del bienestar de las mayorías e impedir la posibilidad de construir una vida digna desde y para los pueblos de América.

Para ello, el poder económico concentrado necesita diversificar su estrategia de dominación avanzando en la militarización de nuestros territorios y desestabilizando procesos democráticos como sucedió con el reciente golpe de estado en Brasil o la guerra permanente que sufre el pueblo venezolano y el gobierno democráticamente electo de Nicolás Maduro.

A su vez avanzan, en materia de política internacional, con el sabotaje a mecanismos de integración regional como la UNASUR, la CELAC, el intento de expulsión de Venezuela del MERCOSUR y la consolidación de la Alianza del Pacifíco, al tiempo que avanzan con acuerdos y tratados de libre comercio tanto multilaterales como bilaterales.

La reciente victoria del No en el plebiscito de los acuerdos de Paz alcanzados entre el gobierno Colombiano y las FARC EP nos ponen ante el desafÍo a los pueblos de América de blindar a nuestra región como território de paz, tal como fue consensuado en la II Cumbre de la CELAC realizada en La Habana.

Esta ofensiva neoliberal se traduce en la pérdida de derechos para las y los trabajadores, manipulando a las mayorías populares a través de los grandes medios de comunicación que trabajan para construir una opinión pública y un sentido común conservador. En este mismo camino resalta la proliferación de los sectores conservadores de las iglesias como actor político, que consolidan miradas conservadoras y valores vinculados a la salvación individual.

Por otro lado, el movimento popular está siendo cada vez más criminalizado a través de la represión de la movilización popular y la amenaza, persecusión e inclusive asesinato de líderes y dirigentes.

Es característica común en cada uno de nuestros países la manera de operar articuladamente en contra de los intereses populares, el poder o partido judicial y las cámaras legislativas donde los sectores de derecha han alcanzado mayoría parlamentaria como es el caso de Venezuela. Sin embargo, lejos de sentirnos derrotados, los movimientos populares de América miramos a nuestro passado y presente de lucha. Recordamos cómo pudimos derrotar al ALCA. Somos conscientes de lo que hemos acumulado durante todos estos años y desde ahí miramos al futuro con esperanza, porque a pesar de esta ofensiva salvaje que estamos vivendo, somos concientes de que el capitalismo no oferece alternativas sostenibles de alegría y felicidad para nuestros pueblos, sino que genera hambre, desocupación, pobreza y el saqueo de nuestros bienes naturales.

En este contexto en que las oligarquías articuladas pretenden revivir el neoliberalismo como modelo continental, reafirmamos nuestro compromiso con las numerosas conquistas alcanzadas como resultado de la resistencia y la lucha de nuestros pueblos y sus liderazgos tras el ascenso de los gobiernos progresistas durante casi veinte años.

Desde la reflexión sobre nuestros aciertos y errores en el último período y para superar los procesos donde aún no pudimos transcender como pueblos la lógica del capital, nos llamamos a la acción y redoblamos nuestros esfuerzos para fortalecer la movilización y el protagonismo popular, elevando la consciencia de nuestros pueblos.

Asumimos el reto de defender esos avances en los diversos escenarios y contribuir críticamente a la renovación de un proyecto de alternativa anticapitalista y emancipador para nuestro continente construido desde las bases populares.

Sostener la construcción del socialismo como horizonte en condiciones de independencia, soberanía y autodeterminación implica para nosotros reforzar nuestra solidaridad y apoyo a los procesos revolucionarios y de transformación que se mantienen a la vanguardia del antimperialismo, como los de Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y El Salvador. Los pueblos somos los principales garantes de su continuidad porque en ellos encontramos la inspiración, el aliento y la fuerza que necesitamos para continuar luchando por un proyecto emancipador vivo y esperanzador para nuestro continente.

Por ese motivo, rechazamos cualquier planteamiento dirigido a desmoralizar y desmovilizar a las diversas expresiones organizadas del campo popular de izquierda y reafirmamos que nos mantendremos en la calles resistiendo, pero también construyendo unidad y acumulando fuerzas para revertir el proyecto de restauración neoliberal que nos intenta imponer la derecha.

Expresamos nuestra lealtad y compromiso de defender incondicionalmente a la Revolución Bolivariana, así como la soberanía y autodeterminación del pueblo de Venezuela. La obra iniciada por Hugo Chávez y continuada por Nicolás Maduro representa un símbolo de resistencia y sus logros demuestran que es posible construir un socialismo democrático y participativo a partir de la transformación del modelo capitalista de producción y reproducción de la vida.

Asimismo, nos sentimos comprometidos con la defensa de América Latina y el Caribe como zona de paz, donde los pueblos convivan en condiciones de bienestar, equidad, justicia social y ambiental.

Los pueblos seguimos en lucha y continuamos defendiendo una integración desde abajo y a la izquierda con un profundo espíritu anticapitalista, antimperialista, antipatriarcal, antiracista y anticolonial.

En la unidad está nuestra mayor fuerza y en la lucha nuestra mayor esperanza.

 

Movimiento Popular Patria Grande. Argentina

Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia

Coordinación Nacional de Entidades Negras. CONEN. Brasil

Marcha Mundial de Mujeres. Brasil

Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra. Vía Campesina. Brasil

Movimiento Político y Social Congreso de los Pueblos. Colombia

Movimiento Político y Social Marcha Patriótica. Colombia

Centro Memorial Dr. Martin Luther king

Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina. OSPAAAL. Cuba

Fundación de Estudios, Acción y Participación Social. Ecuador

Comité de Unidad Campesina. Guatemala

Articulación Regional de Afrodescendientes de la América Latina y Caribe

 

http://www.albamovimientos.org/2016/10/nuestra-america-declaracion-de-los-movimientos-populares-ante-la-coyuntura-latinoamericana/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *