Por Rosa Elvira Cely: Ni una más juzgada, ni una más revictimizada

16 may. CI.- La respuesta de la secretaría de Gobierno de Bogotá a la familia de Rosa Elvira Cely por la demanda que cursa contra la Policía, la Fiscalía y las secretarías de Salud y de Gobierno de la ciudad por el incumplimiento en la ruta de acceso a la justicia y medidas de atención inmediata, «no solo es la revictimización por parte del Estado, sino la naturalización y  forma de continuar legitimando las violencias hacia las mujeres. El hecho muestra, sin duda, un retroceso de los avances obtenidos en administraciones pasadas de Bogotá en materia de género. 

 

Por Sandra Julie Solano Nivia*. Esta respuesta, que salió el domingo 15 de mayo a la luz pública, mostró la indignación por parte de la familia de Rosa Elvira, encabezada por su hermana Adriana Cely quién mostró su valentía ante todas las formas de violencia a las que las mujeres nos enfrentamos a la hora de exigir justicia y atención. De igual manera, las organizaciones de mujeres y en el conjunto del movimiento social, compartieron la indignación por medio de comunicados y algunas acciones como plantones que se realizarán en el transcurso de esta semana.  

Esta forma de revictimización no es un hecho aislado como lo quiere mostrar el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, al culpar al equipo de abogadas y presentar disculpas públicas. Este tipo de respuestas obedecen a una política de Gobierno patriarcal que invisibiliza, violenta y desconoce las violencias hacia las mujeres y que además pretende disminuir recursos de algunas instituciones que venían haciendo un acompañamiento pensado desde las mujeres. 

Lo ocurrido a Rosa Elvira hace parte de muchos casos de feminicidios que reflejan la violencia sistemática del Estado y la falta de garantías para el acceso a la justicia y la dignidad. Muchas mujeres son sometidas a la negligencia de las instituciones al realizar denuncias y exigir justicia, lo que demuestra la poca preparación y sensibilidad de las instituciones y sus cabezas administrativas al decir, por ejemplo, que es culpa de las mujeres por no permanecer en sus casas y salir con extraños, cuando el mundo de lo privado para nosotras ha sido históricamente un espacio igual de violento al público. Por el hecho de ser mujeres continúan las múltiples formas de violencias y feminicidios en casas y calles. 

En general, el panorama de la ciudad de Bogotá es bastante preocupante. El concepto emitido por la Secretaría refleja toda la propuesta de Plan de Desarrollo presentada por la actual administración: un interés proclive a la inversión de recursos en una seguridad policiva y violenta que fortalecer los procesos de acompañamiento y transformación de las violencias hacia las mujeres y el conjunto de la ciudad. 

Ante esta realidad misógina y violenta, las organizaciones de mujeres y algunas iniciativas ciudadanas estamos llamando a la acción. Hay diferentes jornadas de protesta que buscan convertir la indignación en el camino hacia la construcción de una ciudad en condiciones dignas para todas y todos. Por su parte, la ‘Bogotá mejor para unos pocos’ demuestra que su política no pertenece al bienestar de las mayorías empobrecidas de la ciudad, mucho menos para las mujeres.

CI SS/MP/16/05/16/15:30

http://colombiainforma.info/mov-sociales/generos/3291-opinion-por-rosa-elvira-ni-una-mas-juzgada-ni-una-mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *