Política Antidrogas, Más de los mismo!

CRIMINALIZACIÓN, ABUSOS, ERRADICACIONES FORZADAS Y FUMIGACIONES

El pasado 18 de Abril en Nueva York, el Presidente Santos reconocía el fracaso de las políticas antidrogas en Colombia en el marco de la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Drogas-UNGASS 2016. Políticas de prohibición y criminalización impuestas por Estados Unidos a sangre y fuego, que desde 1970 deja graves afectaciones en los DH, en el ambiente, en los territorios y comunidades, principalmente contra consumidores, pequeños cultivadores y recolectores, en los últimos 15 años adornada como Plan Colombia.

Mientras tanto, en Bogotá el MinDefensa, en contravía anunciaba el reinicio de operaciones de erradicación forzada y aspersiones mecanizadas terrestres con glifosato por parte de la fuerza pública, y en la semana siguiente la Dirección de la Policía Nacional, difundía la decisión no sólo de aspersiones terrestres, sino de “reiniciar las fumigaciones aéreas con otra molécula, que no hace daño al ambiente, si no sólo a la planta de coca”(?), medidas tomadas ante la presión internacional por el crecimiento de cultivos, que en Cauca estiman en 6.389 has. de las más de 69.000 que hay en el país denuncia ONU a Dic/2014, según informe de Julio/2015.

En nuestros territorios (Suroccidente, Sur y Macizo), hemos venido padeciendo la aplicación de éstas políticas sin ningún miramiento y sin alternativas, a pesar de existir compromisos de parte del gobierno y las instituciones en buscar soluciones estructurales a la problemática de los cultivos, además de la vigencia de Acuerdos y de espacios de interlocución y negociación con organizaciones sociales y comunidades como la Cumbre Agraria, la Mesa Regional de Desarrollo Alternativo, y espacios locales, sobre todo donde las instituciones han quedado de brindar garantías de diversificar la economía de las zonas con cultivos y sustituir los ingresos producto de la venta los derivados prohibidos.

Hemos sido claros en diferentes escenarios locales, regionales, nacionales e incluso internacionales que las soluciones a la problemática de las sustancias con uso ilícito, pasa por cambios estructurales con inversión dirigida integralmente a la superación de la pobreza y marginación del campo y en particular debe responder a la aplicación de políticas para el buen vivir concertadas con las comunidades afectadas, que reconozcan la Identidad, Cultura y Economía Campesinas como Modo de Producción y de Vida, que potencien sus Planes de Vida Locales y sus iniciativas autónomas, que le quite gentes, territorios y plantas al Narcotráfico, logrando la Diversificación de las Economías con diferentes cultivos y actividades productivas, que y que pase de sistemas productivos que aplican venenos en monocultivos a sistemas de asocio de cultivos sanos, agroecológicos, amigables con la naturaleza, donde finalmente la sustitución de la coca, la marihuana, la amapola serán consecuencia, punto de llegada, y no condición para iniciar a caminar.

En consecuencia, pequeños productores, cocaleros o no, recolectores de cosechas, apoyados en las organizaciones sociales integrantes de la Mesa Regional de Desarrollo Alternativo, afectados por la lucha antinarcóticos indiscriminada, requerimos a los Gobiernos Nacional, Deptal y Mpales: 1. Respeto integral a los DH individuales y colectivos a comunidades y liderazgos en los territorios,; 2. Cumplimiento a los Compromisos y Acuerdos pactados en los diferentes sitios y momentos de resistencia; 3. Discutir y cambiar la política antidrogas, que pase de señalamientos, agresiones, desplazamientos y violencia a la de Concertación y Diálogo Productivo; 4. Des-judicializar con manejo diferencial a los pequeños productores, recolectores y transportadores acusados de narcotráfico (Ley 30); 5. Realizar las inversiones programáticas de mediano y largo plazo requeridas para la integración de las regiones y superación de la pobreza multidimensional que las agobia, creando condiciones favorables para superar la dependencia de la economía a la del narcotráfico; 6. Llamamos a los Gobiernos Deptal y Mpales a pronunciarse frente al reinicio de fumigaciones terrestres y aéreas, y a brindar las garantías frente a los impactos a generar al no considerarse principios de precaución, y de acción sin daño a la gente y a la naturaleza, y por último, convocamos a las comunidades a fortalecer nuestras organizaciones y propuestas, resistir y defender los territorios, y a movilizarnos por nuestros derechos.

El Rodeo-Bolívar, Mayo 15/2016

Mesa Social de Paz por la Dignificación de los Cultivos, Economías Propias y Desarrollo Alternativo
Procesos de Tambo, Argelia, Balboa, Patía, Mercaderes, Sucre, Bolívar, Almaguer
Espacio Regional de Paz del Cauca
Comité de Integración del Macizo-CIMA, ASCAP, ACAAMI, Asojuntas Argelia/Coordinador Nacional Agrario-CNA Cauca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.