Policía nacional detiene y agrede a líderes del Congreso de los Pueblos

Durante la última década, en el marco del trabajo de promoción y defensa de los Derechos Humanos en los departamentos de Boyacá, Casanare, Tolima y Bogotá, en varias ocasiones líderes sociales y defensores de Derechos Humanos pertenecientes a la Corporación Social Para la Asesoría y Capacitación Comunitaria COSPACC; han sido objeto de hostigamientos, retenciones,  capturas, seguimientos, registros fotográficos y video gráficos, hurto de información magnética y física,  entre otras acciones en su contra por parte de la Fuerza Pública. A pesar que en la mayoría de los casos han sido puestos en conocimiento de las autoridades competentes, a la fecha no se conoce un solo resultado que castigue o sancione de manera ejemplar a los responsables.

Así mismo, en la última jornada de paro nacional convocada por la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular; organizaciones de distintos sectores sociales pertenecientes al Congreso de los Pueblos presentes en los departamentos de Boyacá y Casanare, participaron activamente de las actividades  programadas, además  documentaron y denunciaron casos de violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

Hechos:

El día 18 de junio de 2014 en la ciudad de Tunja (Boyacá) siendo aproximadamente las 03:30 horas, en inmediaciones de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, fueron detenidos de manera arbitraria y golpeados por miembros de la Policía Nacional, los líderes JORGE LUIS LOPÉZ ARDILA identificado con cédula de ciudadanía 1.099.206.731 y PAULA LILIANA VARGAS ARAQUE identificada con cédula de ciudadanía 1.057.590.935.

JORGE LUIS es líder de la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro –ASONALCA- seccional Boyacá y PAULA LILIANA es vicepresidente de la Asociación Nacional Juvenil y Estudiantil de Colombia  –ANJECCO- seccional Boyacá, de igual manera ambos dirigentes son defensores de Derechos Humanos, pertenecientes a la Corporación Social Para la Asesoría y Capacitación Comunitaria COSPACC; todas estas organizaciones pertenecientes al Congreso de los Pueblos, el cual hace parte de la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

La victimas caminaban hacia de residencia de PAULA, luego de festejar una celebración familiar. JORGE caminaba un poco más delante de su compañera, cuando un joven desconocido lanzo rocas contra ventanales del centro de convenciones, en ese momento JORGE pasaba por el frente de dos guardas que custodiaban el lugar.

Tres cuadras y media más adelante del lugar de los hechos en el barrio Gaitán, JORGE es abordado por agentes de Policía quienes se movilizaban en una motocicleta; quienes se dirigieron a el de manera grosera reclamándole por la fragmentación de los vidrios, exigiéndole presentar la cédula y ordenándole que se fuera con ellos. Ante las pretensiones de los agentes él les explico que no había sido el responsable del daño, indicándoles que revisaran las cámaras de seguridad del sector y que les preguntaran a los guardas de seguridad.

Los agentes solicitaron apoyo e inmediatamente hizo presencia otra patrulla motorizada y una camioneta tipo panel; los uniformados descendieron de la motocicleta, emprendiéndola contra el insultándolo y lanzando puños contra su humanidad. Ante esta situación  PAULA se acerca a él y de inmediato es insultada y golpeada por los Policías. Entre los uniformados dos tenían acento costeño y otros dos no portaban números de identificación en sus uniformes; así mismo las motocicletas en las que se movilizaban se identifican con los números 180759 y 180763.

Seguidamente JORGE fue esposado y entre cuatro uniformados fue subido a la camioneta, donde continúo la golpiza, además lo halaban de las esposas. PAULA también fue obligada a subir al mismo vehículo, mediante golpes y empujones.Luego de un recorrido de aproximadamente tres minutos, fueron llevados a la Unidad de Reacción Inmediata –URI-, allí fueron bajados de la patrulla en la parte exterior de los calabozos. En ese momento hacían presencia tres uniformados más y un integrante de la SIJIN, mientras JORGE continuaba esposado, arremetieron con insultos y de manera simultánea le lanzaban puños y patadas en los hombros, brazos y rostro; causando lesiones en la nariz.

PAULA comenzó a grabar con un equipo celular, uno de los Policías se percató, arrebatándole el teléfono, lo tiro al piso y lo pateo.  Las victimas perdieron de vista el equipo y solo hasta las 06:00 horas, se enteraron del mismo porque sonó la alarma programada, en ese momento uno de los agentes lo devolvió, faltando la tarjeta de memoria y habiendo borrado todos los archivos que contenía en la memoria interna del celular.

Siendo aproximadamente las 05:30 horas, hizo presencia en el lugar uno de los guardas de seguridad del centro de convenciones, acompañado de varios uniformados, quienes le preguntan delante de las víctimas, si lo reconoce como el responsable de la fragmentación de los vidrios, a lo que el celador respondió que él no había sido, pues el venia adelante del responsable.

PAULA fue esposada de la mano izquierda  a una de las rejas del calabozo a una altura de aproximadamente 2 metros. Con su mano libre, tomo otro celular que portaban e intentaron dar aviso a conocidos para enterarlos de la situación, a lo que los uniformados se dieron cuenta le quitaron el equipo; finalmente con otro celular lograron dar aviso a una defensora de Derechos Humanos adscrita a COSPACC  y a un abogado conocido. Siendo aproximadamente las 06:45 horas ,  el abogado hizo presencia, a quien los uniformados le manifestaron, que dicha situación se presentaba debido a agresiones por parte de la víctima, a pesar que se encontraba esposado manos atrás.

Siendo aproximadamente las 07:00 horas,  llego otro uniformado quien se dirigió a JORGE, le quito las esposas y con un documento en mano, le pidió que lo firmara para proceder a darles la salida. De acuerdo a lo que pudo leer la víctima, el documento contenía información, que decía que lo que motivo su detención y traslado a la URI, fue la responsabilidad respecto a los daños ocasionados en los ventanales; razón por la cual él se negó a firmar. Hacia las 07:30 horas, le fue devuelta su cédula de ciudadanía y les dejaron en libertad.

Horas más tarde, por orientación de directivos de COSPACC, se dirigieron a medicina legal en la misma ciudad, donde les manifestaron que no odian realizar procedimiento alguno, sin una remisión oficial.

 
Solicitudes.

A los organismos internacionales defensores de los derechos humanos intervengan y exijan una pronta y real solución a la situación que se presenta en el país.

A la comunidad Nacional e Internacional y a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos se pronuncien frente a los hechos que hace referencia esta denuncia.

A la comunidad nacional e internacional y a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos para que exija garantías a los participantes y voceros del Paro Nacional, convocado por Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

Responsabilizamos:

Al Estado Colombiano en cabeza del señor JUAN MANUEL SANTOS CALDERON,  el Ministerio de Defensa – Policía Nacional- por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) sin perjuicio de los delitos contemplados en el Código Penal Colombiano,  cometidas por integrantes de las fuerzas regulares del Estado colombiano contra dirigentes y líderes sociales en el marco de la Cumbre Nacional, campesina, étnica y popular.

Firman,

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS

CONGRESO DE LOS PUEBLOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *