ARAUCA: jornada de movilización contra las transnacionales petroleras y el Estado colombiano

El pueblo del Centro Oriente de Colombia, históricamente hemos librado una lucha por la defensa de la vida, el territorio, el ambiente y en general los derechos humanos, en la cual desarrollamos movilizaciones, cabildos, paros, cívicos, denuncias, tomas pacíficas, entre otras gestas.

Nos hemos opuesto al saqueo y expoliación de nuestros recursos naturales que las transnacionales y el Estado adelantan, por el daño social, humanitario y ambiental que causa.

En este marco llevamos a cabo “la Jornada de movilización pacífica de exigencias a las transnacionales petroleras y al Estado colombiano” desde el día 10 de abril hasta el día 8 de mayo de 2012, la cual levantamos de manera temporal y voluntaria con la firma de unos acuerdos y compromisos del gobierno nacional y dichas empresas.

Al día de hoy, no han cumplido ninguno de esos compromisos adquiridos con el acta firmada el 7 de mayo de 2012. No se ha expedido el decreto presidencial de reconocimiento a la comisión vocera y guía de la interlocución, no se instalaron todas las mesas, y la de mano de obra, bienes y servicio que fue la única instalada ha sido un desgaste, pues a pesar de haberse firmado algunas actas de acuerdo estos en muchos casos sólo constituyen una burla a los derechos de los trabajadores y pobladores de la región.

Tampoco han cumplido los compromisos contenidos en las actas locales suscritas con las comunidades del área de influencia.

Por ello, consecuentes con el legado de dignidad y resistencia retomamos a partir de hoy 21 de enero de 2013 la jornada de movilización contra las transnacionales petroleras y el Estado colombiano que se encontraba suspendida, con concentraciones en Todos los Santos en el municipio de Arauca, la Estación Banadias y Villamaga en el municipio de Saravena y en sector de Caño Tigre del Municipio de Tame sobre la línea del construcción del Oleoducto Bicentenario.

Jornada que continuará siendo pacífica y de exigencia, que nada tiene que ver con ningún paro armado como se ha querido mostrar por la fuerza pública y en algunos medios y redes sociales. En la medida en que no se atiendan nuestras justas exigencias se irá intensificando la acción hasta llegar, si es necesario a un paro cívico.

Llamamos al pueblo araucano a vincularse a esta nueva iniciativa, en el entendido que lo que está en juego es la vida y permanencia en nuestro territorio y la legítima reclamación del pago de una enorme deuda en materia ambiental, social y humanitaria.

Exhortamos a los organismos de control y veeduría del Estado a monitorear en terreno la movilización y velar por el respeto y garantías de las comunidades movilizadas.

Al gobierno departamental, la asamblea de Arauca y las administraciones municipales a acompañar este proceso legítimo de las comunidades y volverse voceros de lo que el pueblo movilizado está exigiendo.

Convocamos al Gobierno Nacional y a las transnacionales que desarrollan actividades relacionadas con la exploración, explotación y transporte de hidrocarburos a que vengan a interlocutar con los voceros de las organizaciones sociales, avanzar ya en el cumplimiento de los acuerdos y la satisfacción del pliego de exigencias.

Departamento de Arauca, 21 de enero de 2012.

“POR UNA COLOMBIA LIBRE Y SOBERANA, UNIDAD Y LUCHA”

MOVIMIENTO POLÍTICO DE MASAS DE LAS ORGANIZACIONES SOCIALES DEL CENTRO ORIENTE DE COLOMBIA
Comité Ejecutivo Regional
Fundación de DD.HH. Joel Sierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *