En el 2013 continua ola violenta en el departamento de Arauca

El año 2012 culminó con varios hechos de violencia que dejaron graves vulneraciones a los derechos fundamentales de las comunidades del departamento y en los primeros ocho días del 2013 continuó esa oleada saliendo afectada principalmente la vida y el ambiente.

 

 

El 8 de enero se produjeron tres muertes violentas en el municipio de Saravena: en la vereda Barrancones del municipio de Saravena, en su casa de habitación fue asesinada con impactos de arma de fuego la señora ALICIA CASTILLO RAMÍREZ; en la vía a Puerto Contreras, fue ultimado el señor LUIS FRANCISCO CASTELLANOS TARAZONA, quien según las autoridades era vendedor de relojes y residía en la población de El Nula-Venezuela; y en la vereda el Royota del municipio de Cubará fue encontrado el cadáver del señor OLIVO LEAL, quien presentaba varios impactos de arma de fuego en su humanidad.

 

Por su parte, esta fundación pudo documentar los homicidios de siete personas durante el pasado mes de diciembre:

 

El 2 de diciembre, fue asesinado el joven OLMER IVÁN OROZCO MORA, de 19 años de edad. El hecho tuvo ocurrencia en la Carrera 10 del barrio 20 de Julio, en el establecimiento de razón social  Las Diosas del Amor”, en el casco urbano de Tame; En ese mismo municipio, en la morgue del cementerio se realizó por parte de la autoridad competente la Inspección Técnica de los cuerpos sin vida de DIEGO FERNANDO ARAGÓN MENDOZA, de 24 años y EDWIN ELIÉCER META ROMERO, de 19 años de edad, quienes fueron llevados desde las veredas Puerto Miranda y Puerto Jordán del municipio de Tame.   

 

El 4 de diciembre, fue asesinado un hombre sin identificar en la vereda Las Malvinas del municipio de Tame.

 

El 17 de diciembre, en el sector Mata de Plátano sobre la vía a la vereda El Pescado en el municipio de Saravena, fue asesinado GÉLVEZ HERNÁNDEZ LUNA, de ocupación conductor de la empresa COOTRANSTAME.

 

El 22 de diciembre, en la vereda El Nevado del municipio de Fortul fue asesinado, CARLOS HERNÁN OCAITA BALLESTEROS.

 

El 23 de diciembre, a las 7:15 p.m., fue asesinada la joven LUZ MARINA SERRANO de 18 años de edad. El hecho fue consumado por su ex compañero sentimental Orlando Torres Ortíz.

 

Así mismo se documentó el plagio de cinco personas: El 12 de diciembre, del casco urbano de Saravena, fueron retenidos los ingenieros LUIS CARLOS SANTANDER y JUAN ALBERTO ROJAS, trabajadores de la Empresa Gómez Cajiao, subcontratistas de Occidental de Colombia; ese mismo día fueron secuestrados el ingeniero, JHON FREDY POSADA y el conductor del vehículo, FABIO ERNESTO VERA PARADA; y el 9 diciembre, se registró el secuestro de la ciudadana JULIANA DEL CARMEN PARALES, de 64 años de edad, quien fue raptada de su finca en la vereda Los Arrecifes del municipio de Arauca, todas estas personas recobraron su libertad luego de permanecer por varios días en poder de sus captores.

 

Mientras se sigue hablando e implementando la política de “consolidación del territorio” continuamos en un estado de vulnerabilidad que cada vez dificulta más el trabajo social y la permanencia en el territorio, por lo que reiteramos lo dicho, que la fuerte militarización tiene como objetivo proteger y asegurar la expansión de los intereses económicos trasnacionales principalmente de las empresas petroleras dejando de un lado la obligación constitucional de proteger la vida, integridad, honra y bienes de los y las habitantes de Colombia.

 

El 3 de enero según informes periodísticos se produjo un atentado contra la infraestructura petrolera oleoducto Caño Limón Coveñas  a la altura del kilómetro 144 en el municipio de Toledo, Norte de Santander, lo que generó la contaminación del rio Arauca, esta situación se agrava con el nuevo atentado contra ese oleoducto, producido el 8 de enero en el kilómetro 156, en la vereda Miralindo del mismo municipio.

 

A pesar que las autoridades han tomado las medidas para mitigar el daño ambiental, desde esta fundación rechazamos este tipo de acciones que evidentemente afectan la naturaleza y por ende los intereses de los pobladores de la región, por lo cual hacemos el llamado a las empresas petroleras y las autoridades competentes para que asuman su responsabilidad en la solución urgente de este problema, así mismo a las organizaciones rebeldes a tomar las medidas pertinentes para no seguir afectando con sus acciones de guerra a las comunidades y su entorno.    

 

 POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO.

 

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS JOEL SIERRA

 

NUESTRA ACCIÓN ES LEGAL Y LEGÍTIMA

Comité Ejecutivo Regional
Fundación de DD.HH. Joel Sierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *