Preso Social se cose la boca en señal de protesta en Puerto Triunfo

El señor Elmer Antonio Tuberquia López se cansó de ser desatendido médicamente y decidió coserse la boca e iniciar una Huelga de Hambre desde el día de ayer, 24 de octubre de 2012, hasta cuando sean atendidos sus requerimientos.

Tuberquia López es un Preso Social a quien le detectaron un cáncer de testículo, producto de un golpe sufrido en un accidente al interior del Establecimiento Penitenciario «El Pesebre», en Puerto Triunfo Antioquia.

Una vez detectada la enfermedad, le fue extirpado el tumor maligno que tenía y el especialista oncólogo ordenó que se le practicaran quimioterapias mensualmente, para controlar la enfermedad y no se tornara la enfermedad en una dolencia más grave para su salud y su vida; en consecuencia, también ordenó que el señor Tuberquia López fuera remitido a una prisión con cercanía de un centro médico de tercer nivel y así ser atendido de manera idónea.

Sin embargo continúa el preso sin ser trasladado, recluido en el «El Pesebre», a 4 horas de la ciudad de Medellín, tal y como suelen ser la mayoría de los nuevos Establecimientos del Orden Nacional -ERON-, anunciados al momento de su inauguración, como la solución a las problemáticas de los Derechos Humanos de los Presos y Presas de Colombia.

Por ello Tuberquia López interopuso Acción de Tutela en contra del INPEC, que fue fallada a su favor sin que se cumpliera con la ORDEN del Juez Constitucional, ante lo que ya interpuso un Incidente de Desacato, continuando la desatención en su contra.

Esta grave situación se da en el marco de la inatención médica que padecen la totalidad de los Presos Políticos y Sociales recluidos en «El Pesebre», quienes denuncian que desde el 15 de octubre se encuentra sin medicinas el Centro de Sanidad del Penal, además de que continuamente se han visto afectados por el incumplimiento en el pago de los salarios y honorarios de los funcionarios del mismo Centro, al punto de que, según afirman, hace 4 meses que las enfermeras no reciben salario, sin contar con los largos lapsos de tiempo en que han permanecido sin un médico general.

De esta manera, una vez más, se ven en vilo los Derechos Humanos de las Personas Privadas de la Libertad en las prisiones del Estado colombiano, convirtiéndose tales derechos, para quien ostente la calidad de Presos y Presas, en una excepción.

Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos
Seccional Antioquia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *