Estamos indignados por las fumigaciones Con glifosato‏

Reunión de los Consejos Comunitarios de Cocalito, Batatal, Pie de Pató, Amparradó, Puerto Córdoba, Apartadó, Bocas de León, Las Delicias, habitantes del Río Baudó.

Los consejos comunitarios del río Baudó levantamos nuestra voz y damos una alerta a la comunidad nacional e internacional frente a la inminente fumigación con el veneno Glifosato que hará el Estado colombiano en nuestro territorio desde el 1° de octubre de 2012.

Denunciamos que la fumigación con Glifosato es una medida de represión extrema sobre campesinos pobres que históricamente hemos padecido el olvido y la marginación del desarrollo del país. Requerimos que de inmediato se revierta la orden de fumigar el territorio del Baudó, puesto que esta medida represiva por parte del Estado colombiano vulnera nuestra soberanía alimentaria, nuestra salud y vulnera toda forma de vida en el territorio.

Reiteramos que nos hemos visto abocados a sembrar la hoja de coca como medida extrema ante la pobreza estructural e histórica en que nos ha sumido el abandono del Estado, nuevamente anunciamos que estamos dispuestos, como hemos dicho siempre, a asumir la erradicación manual del cultivo de coca, proceso que adelantaremos nosotros mismos, ya que no queremos la militarización de nuestro territorio, situación que agravaría nuestras precarias condiciones de existencia.

La sustitución de cultivos es un proceso no solo importante, sino necesario y requerimos que el Estado colombiano concerté dicho proceso con nosotros en la Mesa para el Desarrollo del Baudó, mesa que necesariamente debe instalarse en nuestro territorio y allí hemos de concertar el Plan de Vida que requiere nuestro territorio, entre otros, el desarrollo agrícola, la comercialización de nuestros productos agrícolas, nuestra salud, el déficit de vivienda, los servicios sanitarios básicos insatisfechos, entre otros puntos a tratar.

Hoy Colombia atraviesa un periodo en el cual se le está dando cabida a un proceso de negociación con la insurgencia armada del país en miras conseguir la paz, dicho propósito debe concitar la participación de toda la sociedad civil colombiana y exigir transformaciones radicales en nuestro país, en dicho ambiente de paz no es coherente que el Estado siga adelantando acciones de guerra en contra de campesinos indefensos como lo somos los habitantes del Río Baudó.

Exhortamos a las organizaciones campesinas y sociales del país y a las organizaciones del orden internacional defensoras de los derechos humanos a que se pronuncien ante esta adversa situación que afrontamos y emitan comunicados dirigidos al Estado colombiano para que cesen las agresiones a los campesinos y se hagan inversiones para la superación de la pobreza y avancemos por el desarrollo del Baudó.

No queremos más trato indigno, exigimos atención a las precarias condiciones de existencia que padecemos históricamente, nosotros estamos abiertos y dispuestos al dialogo, ahora la siguiente palabra la tiene el Estado colombiano, igualmente lo exhortamos a que se pronuncie ante la adversa situación en que quiere sumirnos, que paren ya las agresiones en nuestra contra y se nos atienda como colombianos con plenas garantías para el disfrute de sus derechos, si es que estamos en un Estado Social de Derecho, como se nos dice repetidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *