Mujeres presas en huelga de hambre en la cárcel Buen Pastor

Unas 2400 mujeres privadas de su libertad en la Reclusión de mujeres “El Buen Pastor de Bogotá” iniciaron hoy 6 de agosto/2012, a las 8:30 de la mañana una huelga de hambre debido a las condiciones carcelarias que violan sus derechos. Esta cárcel tiene disponibilidad 1.275 personas, sin embargo hoy tiene a 2400 mujeres presas, lo cual arroja una sobrepoblación crítica del 88.3% de hacinamiento.[1]

Denuncian las reclusas que en “llevan tres meses sin atención médica, que en los últimos 15 días han muerto dos reclusas, que en enceldas disponibles para dos personas duermen entre 6 y 7 mujeres, que existen brotes de varicela, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario –INPEC, no les proporciona útiles de aseo”.

Vale anotar que la reclusión de mujeres de Bogotá es el establecimiento del país que más mujeres detenidas encierra y durante años funcionó, en cuestiones de salud, con tres médicos que trabajaban medio tiempo, 4 horas al día. Motivo por el cual las mujeres nunca han contado con una cobertura suficiente, ni adecuada para ser atendidas en salud.

La mayoría de las reclusiones de mujeres no cuentan con el servicio de ginecología, ni pediatría en lugares donde hay niñas y niños. En sólo dos cárceles de mujeres, de 62 que hay en todo el país, existian 3 ginecólogos. Además, el INPEC no suministra útiles de aseo a las mujeres detenidas en sus instalaciones, y en los casos cuando esta institución suministra algunos implementos de aseo los hace en forma de de recompensa, ya sea a partir del “buen comportamiento que asuman”, o en algunas fechas especiales.

En estos momentos las cárceles del país no cuentan con servicios médicos lo que hace que el Estado colombiano viole de manera sistemática y generalizada, en 142 cárceles, el derecho a la salud, a la integridad física y moral, y a la vida a más de 115,526 personas que se encuentran bajo su tutela absoluta en las cárceles del país.

[1] Según los estándares internacionales, en materia carcelaria, se considera que existe una sobre población crítica cuando un establecimiento de reclusión registra una tasa de hacinamiento superior o igual al 20%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.