Nuevas amenazas a los campesinos de Las Pavas

La Asociación de Campesinos de Buenos Aires ASOCAB, se permite denunciar ante las autoridades colombianas y la opinión pública nacional e internacional las acciones deviolación a nuestros Derechos Humanos y la permanente amenaza que recibimos por la empresa palmera APORTES SAN ISIDRO S.A., con apoyo de la CONFEDERACIÓN GENERAL DE TRABAJADORES CGT y la FEDERACIÓN SINDICAL NUEVO LIDERAZGO CAMPESINO, acciones que mantienen una aguda victimización de nuestras familias.

La Federación Sindical Nuevo Liderazgo Campesino es patrocinada por la CGT y creada por las empresas palmeras como organización paralela, que tienen como objetivo desarticular el tejido social e impedir que se respete el derecho al debido proceso y se dirima en justicia el conflicto por el derecho a la tierra de La hacienda Las Pavas, entre los empresarios de la palma y los campesinos que por tradición hemos trabajado la tierra y vivido en este territorio toda nuestra vida.

A partir de nuestro retorno a los predios en el mes de abril del año 2011, hemos venido sufriendo hostigamientos, daños en los cultivos, destrucción de ranchos y alambres de cercas, pérdida de ganado y amenazas contra nuestras vidas por parte del señor MARIO MARMOL MONTERO a quien reconoce la comunidad como un presunto integrante del grupo paramilitar que causó nuestro desplazamiento en el año 2003 y quien en la actualidad es trabajador de la empresa palmera APORTES SAN ISIDRO S.A. Estas situacionesde amenaza se han agudizado en los últimos dos meses, justamente cuando el INCODER adelanta acciones encaminadas a clarificar la propiedad sobre tierra de la Hacienda las Pavas, por lo cual sospechamos que estos hechos van encaminados a despojarnos totalmente del territorio e impedirnos ejercer posesión sobre el mismo para demostrar que los campesinos no hacemos ningún tipo de ocupación dentro de los predios.

Adicionalmente, el pasado 30 de Junio hubo presencia en el corregimiento de Buenos Aires, de hombres extraños a la comunidad, quienes se hicieron pasar por vendedores ambulantes dejando los productos a muy bajos costos y tenían aspecto sospechoso. Como parte de la experiencia vivida con la entrada de los paramilitares, donde estas prácticas fueron muy comunes, creemos urgente se investiguen estos hechos y se brinde todas las garantías de seguridad a nuestra comunidad.

Por otra parte, en los últimos días la comunidad ha escuchado comentarios sobre una inminente entrada de la empresa para sembrar palma en los territorios que aún se encuentran en conflicto, por lo cual hacemos un LLAMADO URGENTE a las autoridades Colombianas para que, prevengan la invasión que el próximo lunes 9 de julio de 2012, pretenden llevar a cabo la empresa APORTES SAN ISIDRO S.A., LA CGT y LA FEDERACIÓN SINDICAL NUEVO LIDERAZGO CAMPESINO, quienes, presuntamente, vienen promoviendo en las comunidades campesinas aledañas la entrada a los predios para sembrar palma, ofreciendo a los campesinos altas sumas de dinero; situación parecida a lo sucedido en las comunidades de Jiguamiandó y Curvaradó en el Chocó, con el objetivo de provocar enfrentamientos, disputas, ruptura del tejido social y deslegitimación de nuestro proceso comunitario. ASOCIACIÓN DE CAMPESINOS DE BUENOS AIRES ASOCAB ASOCAB.

Es importante advertir que en el Plan Nacional de Desarrollo se contempla que empresas especializadas del sector agropecuario y forestal podrán solicitar la celebración de contratos de leasing, arrendamiento o concesión de baldíos de la nación, medida a la que podría estar aspirando el Consorcio San Isidro, adelantando acciones de hecho como la denunciada anteriormente, para presionar a futuro la aplicación de dicha medida y legitimar el despojo de nuestras tierras.

Por todo lo anterior ASOCAB hace un llamado a la Comunidad Internacional, especialmente, a la oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados, y a todos los que tengan competencia en la prevención y protección de nuestros derechos humanos como población desplazada y despojada, para que eviten los atropellos contra la comunidad y se garantice la realización de las diligencias del INCODER y el IGAC, bajo las condiciones de imparcialidad y seguridad necesarias, para garantizar la vida, la seguridad, la integridad y nuestros derechos como víctimas de desplazamiento forzado.

Solicitamos la acción urgente del Gobierno Nacional, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación, para que intervengan en esta situación investiguen, prevengan y garanticen nuestros derechos ante la invasión y posibles hechos de violencia que se lleven a cabo el próximo lunes 9 de Julio en la hacienda Las Pavas.

 

Buenos Aires, El Peñón, Bolívar, Julio 7 de 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *