Mujeres exigen garantías para una vida libre de violencias

Desde el escenario de la Confluencia de Mujeres para la Acción Pública y la Red nacional de Mujeres y ante el incremento de hechos de violencias y feminicidios dados en el departamento del Atlántico, en el año 2010, instamos a los entes gubernamentales se convocara a un Consejo de Seguridad para  las mujeres con la participación de los organismos de seguridad y de protección de los derechos humanos – fiscalía, defensoría, procuraduría, personería y demás entidades del orden local y departamental – para establecer compromisos para la prevención y erradicación de esta problemática en el departamento.

A dos años de realizado el primer consejo de Seguridad y con el aumento de hechos de violencias desencadenantes en feminicidios se evidencia de manera contundente una realidad preocupante en relación a la vulneración de los derechos humanos de las mujeres: las pocas garantías para el acceso a la justicia de las víctimas, la impunidad  en el ejercicio de la justicia, se persiste en tipificar la violencia hacia las mujeres como violencia domestica o intrafamiliar, eludiendo la responsabilidad del conjunto la sociedad y sus instituciones para  prevenir, atender y sancionar estos hechos de violencia y muerte hacia las mujeres.

Son más de cien casos de agresiones y violencia registrados diariamente en Barranquilla, son dieciocho los feminicidios en el departamento, cada vez más se evidencia brutalidad de los crímenes hacia las mujeres. Nos preocupa que las prácticas utilizadas en la guerra se estén reproduciendo en algunos sectores de la ciudad, lo cual muestra un panorama confuso frente a hechos, causas y responsables de las muertes de mujeres en la ciudad y el departamento.

Ante la violencia sistemática y como una deuda histórica hacia las mujeres  exigimos del estado y sus instituciones compromisos y respuestas efectivas que garanticen una vida libre de violencias para todas las mujeres; para lo cual se requieres:

–   Que se adopten e implementen políticas públicas pertinentes que garanticen el cumplimiento  de los acuerdos establecidos en el marco legal y la creación de espacios visibles que promuevan la no violencia hacia las mujeres desde las escuelas y barrios.

Planes de capacitación y campañas especificas de promoción y prevención de violencia, con la secretaria de educación, cultura, comunicación

–  Garantías para el acceso a la justicia y cumplimiento de la ley 1257 para todas las mujeres que denuncien ser violentadas tanto en sus derechos como en su integridad física y mental.

Hacer seguimiento desde la recepción de los casos hasta la determinación de las responsabilidades y el tratamiento para la recuperación integral de la mujer víctima.

Elaboración de un diagnóstico sobre la naturaleza, la prevalencia, las causas y las consecuencias de la violencia contra las mujeres.

Todo lo anterior por cuanto la institucionalidad continua ignorando la violencia estructural  que deteriora la vida de las mujeres y que va más allá del concepto de violencia intrafamiliar o doméstica la cual tiene  factores causales que al ser identificados nos facilitan el diseño de acciones que conduzcan realmente a su prevención.

Barranquilla, junio 21 de 2012

http://mujeresatlantico.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *