Manifiesto de mototrabajadores de Totoro, Cauca

Los mototrabajadores de Totoro, en lo largo de nuestra lucha comunera hemos comprendido que una de las vías para salvaguardar nuestro derecho a la vida, a la integridad personal, al trabajo, a la libre movilidad, a no ser desplazados y demás derechos humanos en medio del conflicto armado que arrasa nuestras comunidades, es exigir al gobierno Colombiano el estricto cumplimiento de las decisiones de los Órganos de Derechos Humanos, de los cuales el Estado colombiano es parte, en este caso de la CIDH, como un precioso recurso para salvaguardar nuestras vidas.

Por tal razón, reclamamos del gobierno y las autoridades se realice una investigación que aclare  el asesinato de nuestro compañero Elbio Sanchez integrante del la asociación de mototransportadores de Totoro Asotransmoto el pasado sábado  en la Vereda Puente Tierra. Este tipo de tragedias a más de poner en riesgo a los mototrabajadores de Totoro, ponen en riesgo a la población civil. Igualmente “La Comisión Interamericana considera de suma gravedad que el Estado de Colombia no haya adoptado las medidas necesarias para implementar las medidas cautelares otorgadas por la CIDH con el fin de proteger la vida y la integridad de las ciudadanos. La CIDH urge al Estado a adoptar en forma inmediata todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de las familias habitantes.

Ante el desconocimiento absoluto de las investigaciones de la autoridad y medidas cautelares que ponen en riesgo nuestra vidas, exigimos al Estado de Colombia el cumplimiento de las medidas cautelares, la legitimidad de la CIDH.

Es importante señalar que en sentencia de 26 de octubre de 2011 el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle del Cauca, tuteló los derechos fundamentales a la vida, a la integridad personal, a la seguridad.

Asimismo enviaremos una nota de respaldo con centenares de firmas dirigida a la Comisión y Corte Interamericana de Derechos Humanos por su invaluable labor en el esclarecimiento de graves violaciones a los derechos humanos atribuidas a agentes del Estado de Colombia y en la protección a la vida y la integridad personal de ciudadanos bajo esta jurisdicción, hacemos un llamado urgente a las organizaciones sociales y de derechos humanos para que respalden el trabajo de exigencia de las medidas cautelares que benefician a estos pobladores y aunemos esfuerzos comunes, bajo la bandera de los derechos humanos.

los mototrabajadores somos más de 50 familias indígenas y campesinas, entre mujeres hombres y niños  que con esfuerzo nos hemos organizado para sobrevivir y lograr mejores ingresos para cada uno de nuestros núcleos familiares, y requerimos de la solidaridad y protección del estado para la permanencia de estos derechos y el eficaz cumplimiento por parte del Estado.

Finalmente, llamamos a la solidaridad de la comunidad en general, de la Cruz Roja Internacional, de la Agencia Acción Social y de las organizaciones sociales y de derechos humanos para que estén vigilantes ante comentarios tendenciosos de parte de funcionarios del estado y algunos medios de comunicación.

Mototrabajadores de Totoro 23 de mayo 2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *