Llamado desde Europa a Colombia

“Basta de diálogos de sordos… Avancemos  hacia la paz”

Lausana acoge del 23 al 35 de marzo un encuentro internacional

La diáspora colombiana  asume rol activo para el fin de la guerra

*Queremos ser un sujeto colectivo par aportar a la paz*

Sergio Ferrari*, desde Suiza

La guerra constituye  una catástrofe  cuyos enormes costos van a heredar las nuevas generaciones de colombianos. Además, “la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento” según la constitución de ese nación sudamericana. Por lo tanto, la diáspora colombiana debe jugar un rol activo para favorecer el diálogo entre todos los actores y encontrar una solución político-negociada al conflicto. Con  estas tesis centrales diversas organizaciones de emigrantes colombianos en Suiza y  personalidades políticas europeas convocan al  “Encuentro internacional por la paz y la solución política al conflicto colombiano” a realizarse en Lausana del 23 al 25 de marzo.

Tres espacios de reflexión ocuparán la temática central del evento. El primero: Territorio, recursos naturales, soberanía y conflicto social. Los derechos humanos, derecho internacional humanitario y la solución política, será el segundo. En tanto el proceso de paz y el acompañamiento de la comunidad internacional, permitirá a los presentes definir pistas futuras sobre la contribución desde el exterior a la búsqueda de una opción negociada.

En un esfuerzo amplio de convocatoria los organizadores enviaron la invitación al Gobierno colombiano, a las insurgencias, a numerosas organizaciones sociales del país sudamericano, a las autoridades suizas, así como a  expertos internacionales.

A una semana del inicio del Encuentro de Lausana, todo indica “que varios representantes sociales llegarán de Colombia motivados por la importancia de nuestra iniciativa. E incluso que habrá mensajes de las organizaciones insurgentes”, señala Diego Gómez, ciudadano suizo-colombiano integrante del grupo promotor de la iniciativa.

Personalidades presentes

Entre los invitados que manifestaron su interés de viajar a Lausana se encuentran la ex – senadora Piedad Córdoba; Juan Carlos Palou de la Fundación Ideas para la Paz; un representante del MOVICE (Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado)  así como el ex – guerrillero e Investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona, Yesid Arteta.

También Alberto Castilla de la Minga; Boris Duarte de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE); Eugenio Guerrero en representación de la Asociación Campesina del Catacumbo (Ascamcat);  Mabel Andrade de la Red por la Vida y los Derechos Humanos y dirigentes de los sindicatos SINALTRAINAL  y USO.

Personalidades políticas suizas y europeas; expertos en derecho internacional humanitario; especialistas en temas específicos como minería y multinacionales también han confirmado su asistencia al evento.

Acompañará la discusión Elisabeth Decrey Warner, presidenta del “Appel de Genève” (Llamamiento de Ginebra), así como Vincent Vallies, quien integra la Oficina Internacional de los Derechos Humanos Acción Colombia (OIDHACO), con sede en Bruselas.

Motivación profunda

“Nos preocupa enormemente  la situación conflictiva histórica de Colombia y la dimensión de violencia que vive nuestro país”, subraya Diego Gómez.

Nos estimula – sigue explicando-, el hecho que “todas las partes interesadas en el conflicto, sea el Gobierno, las FARC y el ELN, han expresado una y otra vez su interés por la paz. Sentimos que es un momento favorable para una salida política y negociada”, subraya.

En este marco, adicionalmente, explica Gómez, “estamos convencidos que a diferencia de otros momentos históricos, en la actualidad, importantes sectores de la sociedad se movilizan activamente a favor del fin del conflicto. Sean estas organizaciones indígenas, campesinas, sindicales, de mujeres, de afro-descendientes, de derechos humanos, ambientalistas, de la cooperación, del mundo de las iglesias”, sostiene.

Y en ese contexto, “nos hemos venido planteando desde hace varios meses, nuestro aporte en tanto que diáspora colombiana a todo este proceso de construcción de la paz. Con una convicción: queremos ser sujetos políticos colectivos para participar, junto a otros sectores sociales, en ese proceso”, analiza Gómez.

Quien reconoce que la situación internacional no es para nada simple de cara a Colombia. “Muchos creen hoy que todo está normalizado, que todo se ha resuelto, Cuando en realidad, la cotidianeidad que se vive allá deja mucho que desear, el conflicto continúa, las causas que lo motivaron no se han resuelto, y la gran mayoría de colombianos ansían poder vivir en paz”, subraya.

De ahí la importancia de este Encuentro de Lausana, sostiene. “Pensamos que del evento no saldrán soluciones mágicas. Pero estamos convencidos que debemos dar y tomar la palabra. Facilitar que los enemigos se hablen y se escuchen. Que se empiece a acabar este diálogo de sordos y avancemos hacia soluciones negociadas.  No solo con la participación de los actores armados sino de representantes de todos los sectores sociales que tienen mucho que aportar al proceso”, concluye Gómez.

Tres objetivos principales

Según el documento de convocatoria, para los promotores del Encuentro de Lausana tres son los objetivos principales de esta iniciativa suiza que busca ampliarse en los próximos meses.

Hacer visible internacionalmente la realidad colombiana y promover la solidaridad en torno a la búsqueda de una salida política al conflicto.

Además, “establecer las bases para generar un proceso que permita crear escenarios” para dicha salida, contribuyendo en todos los esfuerzos que se hacen en esa dirección.

Y en particular, “sentar las bases para que los y las migrantes colombianas en Europa participen como sujetos colectivos ende un proceso encaminado a buscar la paz con justicia social”.

*Sergio Ferrari, colaboración de prensa de  E-CHANGER, ONG suiza de cooperación solidaria,  miembro de SUIPPCOL, Programa Suizo para la Promoción de la Paz en Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *