Nuevamente las minas antipersonales victimizan a la población civil

A pesar de estar proscrito su uso por el derecho internacional humanitario como se consagra en el Protocolo II adicional a los convenios de ginebra y en el Tratado de Ottawa o Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonales y sobre su destrucción, se siguen utilizando, causando daño a los civiles.

Esta vez la víctima fue una joven indígena de 27 años de edad, de los pueblos ancestrales, perteneciente a la etnia Sikuani de la comunidad de Iguanitos.

El hecho ocurrió en la zona rural del municipio de Tame, entre las veredas Caño Limón y Lusitania, cuando CARMEN IGUANITO caminaba por un paraje y accionó accidentalmente la carga explosiva, que le causó múltiples heridas en su cuerpo.

La joven indígena fue trasladada al hospital San Antonio de Tame, donde recibió atención médica de emergencia y por la gravedad de sus heridas la remitieron al hospital del Sarare en Saravena.

Exigimos a los actores del conflicto abstenerse de utilizar este tipo de armas que afecta indiscriminadamente a combatientes y civiles, que en la región ha dejado personas muertas, mutiladas o lisiadas.

POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS JOEL SIERRA

NUESTRA ACCIÓN SOCIAL ES LEGAL Y LEGÍTIMA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *