Agresión de la policía a jóvenes en Silvia-Cauca

Los jóvenes deportistas silvianos y la Fundación Territorios por Vida Digna denuncian ante la comunidad local, nacional e internacional los hechos de los cuales fueron víctimas un grupo de jóvenes deportistas del municipio de Silvia Cauca a manos de la Policía Estación Silvia.

Hechos:

El día 15 de diciembre, en el desarrollo del campeonato de futbol-sala organizado por el ISIRD, entre las 8 y las 9 de la noche en la galería del municipio se realizaba el encuentro deportivo entre dos equipos locales: “la máquina del mal” y la policía.

Finalizando el partido, un integrante del equipo de la policía comete una falta contra un jugador del equipo contrario la cual no se tiene en cuenta por el árbitro, lo que provoca el reclamo del jugador agredido, en ese momento un integrante del equipo de la policía lanza una patada sobre el jugador que reclamaba, dando inicio a una agresión física entre ambos equipos, enseguida ingresan al sitio miembros de la policía uniformados que continúan con la agresión física hacía los integrantes del equipo contrario lo que provoca que personas del público entren a defender a los jóvenes agredidos.

Abusando de su autoridad y haciendo uso desmedido y desproporcionado de la fuerza, uno de los policías que ingresan a la galería realiza un tiro con su arma de dotación, mientras sus compañeros agreden a los jóvenes físicamente con puntapiés, apuntan con dichas armas amenazando e insultando verbalmente a las personas que hacían presencia en el lugar.

En el momento en que el policía realiza el disparo, las personas que asistían al encuentro deportivo entran en pánico, luego la policía se retira del lugar.

“El ejercicio de la coacción de policía para fines distintos de los queridos por el ordenamiento jurídico puede constituir no sólo un problema de desviación de poder sino incluso el delito de abuso de autoridad por parte del funcionario o la autoridad administrativa.”1

Rechazamos las agresiones físicas, verbales y el uso de armas de fuego por parte de la policía contra la población, sabiendo que:

“La Policía Nacional, como autoridad administrativa, cumple funciones preventivas mas no represivas, salvo cuando actúa como colaboradora de las autoridades judiciales en ejercicio de la función de policía judicial. Este cuerpo policial tiene que actuar dentro del respeto de los derechos humanos y tiene como finalidad esencial mantener las condiciones necesarias para el goce de los derechos y libertades de los ciudadanos y asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. Es pues un mecanismo preventivo de protección de los derechos humanos.”2

Por lo tanto los actos realizados por la policía el día 15 de diciembre son una clara muestra de abuso de autoridad por parte de esta institución contra la población Silviana.

“La preservación del orden público lograda mediante la supresión de las libertades públicas no es entonces compatible con el ideal democrático, puesto que el sentido que subyace a las autoridades de policía no es el de mantener el orden a toda costa sino el de determinar cómo Permitir el más amplio ejercicio de las libertades ciudadanas sin que ello Afecte el orden público.”3

Esperamos que estos hechos no queden en el olvido como tantos otros actos de abuso de autoridad por parte de la policía y de las fuerzas militares colombianas.

Ante esta situación:

1.  Rechazamos todo acto de persecución y abuso de parte de la Policía que ponga en riesgo la vida e integridad de los jóvenes silvianos.

2.  Responsabilizamos al Estado Colombiano y sus fuerzas de Policía ante cualquier posible violación de la vida y los derechos humanos de la población víctima.

3  Instamos a las organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales a estar pendientes de lo que pueda suceder en contra de la vida e integridad de los jóvenes silvianos.

Jovenes Silvianos

Fundación Territorios Por Vida digna

Popayán Cauca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *