Se instala el Congreso Nacional de Tierras Territorios y Soberanías

 Con la llegada de 200 ciclistas provenientes de la ciudad de Pereira y de 300 integrantes de la Guardia Indígena del departamento del Cauca, avanzó este 29 de septiembre los preparativos de cara al Congreso Nacional de Tierras, Territorios y Soberanías, el cual espera alojar durante los próximos días, en la Universidad del Valle, Cali, a 15 mil personas aproximadamente.

 

 
Hoy 30 de septiembre arribarán las delegaciones de las distintas regiones del país, delegaciones que marcharán hacia la Univalle desde diversos puntos de la ciudad de Cali: Parque de Las Banderas de Cali (Cll 5 No. 36 Parada de Mio Estadio); Avenida Simón Bolívar con Cra 56 de Cali (Centro Comercial La Galería); y Puente de Tecnoquímicas en el municipio de Jamundí, en este último punto llegarán 1700 integrantes de la guardia indígena. A partir de las 9 de la mañana se instalará el Congreso con estas marchas.

En horas de la tarde se dará inicio a los actos de instalación del Congreso, en el que que comunidades campesinas, afrodescendendientes, indígenas y urbanas, todas ellas victimizadas, segregadas, exclluidas del país, se reunirán, analizarán deliberarán y definirán acciones para luchar por la tierra y el territorio.

Además, el Congreso contará con la presencia y apoyo de los congresistas Alexander López, Wilsón Arias, Iván Cepeda, Jorge Enrique Robledo y Luis Carlos Avellaneda. También estarán representantes de los procesos de resistencia y lucha por las tierras y los territorios en latinoamerica tales como la Vía Campesina, la Coordinadora Andina frente al Desarraigo, expertos en la problemática agraria de las universidades Nacional, Pedagógica, Externado y Javeriana y con 5 integrantes del Parlamento Andino, entre otros.

El Congreso llega hoy a ser una realidad luego de todo un año de visión, reflexión y construcción colectiva entre distintos sectores organizativos y comunidades sociales en resistencia que sueñan con un país en donde las tierras y territorios sean de quien las habita vive y trabaja y no de quienes quieren beneficiarse, por medio de dinámicas de despojo y aprovechando los legados y procesos que muchos de estos escenarios organizativos tienen de tiempo atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *