Comunicado de las comunidades del Sur de Bolivar

Reciban un cordial saludo de las comunidades agromineras del sur de Bolívar agrupados en la Comisión de Interlocución.
Hoy cumplimos 5 días de haber iniciado una jornada de movilización en la cabecera del municipio de Arenal. Esta jornada incluye el control de las vías de acceso a la cabecera municipal.

Movilizarnos fue la alternativa a la que nos empujó el silencio gubernamental ante las reiteradas solicitudes que hemos hecho para que se convoque la Mesa de Interlocución, suspendida unilateralmente por el gobierno anterior desde el año 2009.

Por diferentes medios le hemos planteado al gobierno nacional las graves situaciones de violación de derechos humanos y de infracciones al derecho internacional humanitario; así mismo las múltiples estrategias que se están aplicando en la región, orientadas todas ellas a despojarnos de nuestro territorio. Situación que ameritaría que ya hubiese sido convocada la Mesa de Interlocución.

Es largo el camino que hemos recorrido en nuestra insistencia para que se convoque la Mesa: Derechos de petición, reuniones con la vicepresidencia donde incluso se acordó una agenda, comunicaciones telefónicas, cartas y propuestas de fechas entre otras. Pero no hemos recibido ninguna respuesta.

Mientras tanto en nuestra región la situación se sigue agravando: en lo que va corrido de esta año se han cometido más de 40 asesinatos, se han multiplicado las amenazas y los hostigamientos contra las organizaciones comunitarias y sus líderes, se ha extendido la presencia y control de los paramilitares que de manera abierta y pública controlan militar, económica y socialmente importantes sectores; el accionar de las organizaciones insurgentes también nos está afectando por su actitud agresiva contra la población. Las retroexcavadoras continúan su devastador paso y siguen causando un daño ambiental, económico y social que amenaza con llegar al punto del no retorno.

Sin embargo ni las autoridades locales, ni la fuerza pública, ni la gobernación ni el gobierno nacional han atendido las denuncias y los llamados que hemos hecho. La única respuesta ha sido el decretar y aplicar normas que son aún más dañinas y que agravan de manera más profunda nuestra situación.

Estas son las razones por las cuales estamos movilizados, es el único recurso legítimo que nos deja el silencio y la falta de voluntad gubernamental ante nuestra reiterada solicitud de convocar la Mesa de Interlocución.

Les solicitamos entonces que la Mesa de Garantías que sesiona hoy se convierta en una instancia más desde la cual se le plantee al gobierno nacional la importancia de convocar de manera inmediata la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar.

Respetuosamente,

COMUNIDADES AGROMINERAS DEL SUR DE BOLÍVAR

COMISIÓN DE INTERLOCUCIÓN DEL SUR DE BOLÍVAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *