Una vez más la militarización se hace visible agrediendo a las comunidades…

Ya han pasado casi 10 años desde que el ex- presidente ALVARO URIBE VÉLEZ promovió su “Seguridad Democrática” a la cual much@s de l@s colombian@s, nos preguntamos por el sentido y las consecuencias de esta política, mientras que otros sintieron que era la solución frente a un conflicto histórico en nuestro país.
Hoy, después de tantos años, de esperar esa Paz a la fuerza, de soportar masacres, desapariciones, crímenes de estado, de ver morir hijos, hermanos, padres, amigos y de sacrificar nuestros derechos fundamentales (salud, vivienda, recreación, entre otros) para financiar una guerra absurda, nos damos cuenta que las cosas no han cambiado mucho y por el contrario el conflicto social y armado se ha intensificado.

Prueba de lo dicho es la situación que viven desde hace más de 15 años nuestr@s compañer@s campesin@s del corregimiento de Playa Rica  del municipio del Tambo –Cauca-, un corregimiento donde sobreviven rodeados de actores armados, sin vías de acceso, ni transporte, ni escuelas, ni puestos de salud básicos, sin fluido eléctrico y donde hace varios años se viene demandado inversión social del Estado y una mesa de concertación e interlocución con el fin de dar salidas integrales a los graves problemas que deja el conflicto social y armado y la sustitución gradual de cultivos ilícitos. Sin embargo la respuesta del Estado Colombiano se ha quedado en el papel y en promesas como en muchos otros municipios del país.

Hace 18 días aproximadamente más de 1.000 campesinos del corregimiento de Playa Rica se vieron obligados a concentrarse en la vereda Gavilanes ante la presencia de más de 300 miembros del ejército Nacional, que acompañados de por lo menos 100 erradicadores manuales, llegaron de manera violenta al territorio a acabar con el único sustento de vida que tienen. A ello respondió la comunidad creando un cordón humanitario para prohibir su ingreso, no obstante el viernes pasado (03 de Junio) en helicópteros del ejército, debido a las precarias vías de acceso, desembarco el Escuadrón Móvil Anti Disturbios de la Policía Nacional (ESMAD)  a cargo del Coronel WILSON NEYHIT CHAWES MAECHA.

Escuadrón de choque que el día sábado 4 de junio, arremetió brutalmente contra los campesinos (mujeres, niños y ancianos) que se encontraban concentrados y de donde se reportan varios heridos graves, entre los más graves dos de ellos fueron trasladados al hospital de la cabecera municipal del Tambo –a ocho horas a lomo de mula de la vereda Gavilanes.

Denunciamos y rechazamos toda esta violación de derechos humanos ejercida por quienes creen tener el derecho de quitar la vida, que la hemos sentido no solo en el Tambo sino en todo el Cauca y es momento de que se den soluciones reales a esta problemática social.

Ante esta situación, hacemos un llamado a todas las comunidades para:

SOLIDARIZARNOS,  ACOMPAÑAR Y COMPRENDER LA LUCHA que hoy adelantan nuestros compañeros de PLAYA RICA.

Pronunciarse frente estos hechos y en general frente a toda forma de dominación y de militarización de nuestras vidas.

Igualmente exigimos al Estado  colombiano y sus instituciones, a los organismos de protección de los derechos humanos acciones tendientes a denunciar y proteger la población civil y que se detenga de inmediato este operativo militar que se adelanta contra la población Campesina de Playa Rica.

A la comunidad Internacional, estar atentos  y llamar la atención al Estado colombiano para que garantice las vida como derecho fundamental a sus ciudadanos.

06 de Junio de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.