El Cima exige garantias para el ejercicio de D.D.H.H. en el Cauca, Nariño y Sur occidente

El Comité de Integración del Macizo Colombiano-CIMA, denuncia y rechaza ante la opinión pública los hechos sucedidos contra el defensor de derechos humanos Miguel Fernández, Coordinador del Área de Derechos Humanos del CIMA y Presidente de la CUT Cauca, quien ha sido víctima de constantes amenazas y señalamientos desde hace varios años.

El viernes 25 de Marzo fue nuevamente víctima de sujetos no identificados, quienes entraron violentamente a su sitio de residencia, registraron su domicilio y se llevaron algunos objetos como una pistola amparada legalmente y dos cámaras fotográficas las cuales contenían información de la organización social y de su familia. Llama la atención que a pesar de haber otros elementos de valor, éstos no fueron sustraídos.

El día 28 de Marzo circuló un panfleto firmado por “Autodefensas Unidas de Colombia, Bloque Central”, donde se menciona que “no todos estamos muertos ni todos estamos presos ni extraditados”, y declaran objetivo militar a organizaciones como el Consejo Regional Indígena-CRIC, Junta Directiva; la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte; CIMA, ASOINCA y ONIC, también se amenazan a emisoras indígenas, a periodistas locales y regionales; y a candidatos a Alcaldías, Concejos y Asamblea, y reiteran que las personas y organizaciones señaladas son “declaradas objetivo militar permanente”.

Los constantes hechos y amenazas realizadas a través de panfletos, vía fax e Internet, mensajes de texto, víctimizan a dirigentes campesinos, indígenas, urbanos, afros, sindicalistas, y a sus organizaciones. Estas situaciones evidencian el estado de vulnerabilidad y la falta de garantías para su movilización y ejercicio democrático. A las anteriores amenazas se agrega la intimidación a la libertad de prensa, información y expresión, por lo que rechazamos enfáticamente la intimidación a los periodistas.

Es urgente y prioritario que el Estado y Gobierno Colombiano respondan efectivamente a las denuncias, a los reiterados requerimientos de las Organizaciones Sociales y a la situación de impunidad. El CIMA insiste y exige el respeto a los derechos humanos y al derecho a movilizarse y organizarse de todas y todos los Caucanos, insistimos en la vida digna de nuestras comunidades y de nuestros líderes. Además de resultados efectivos y prontos a las denuncias e investigaciones socilitadas.

Es inaplazable por parte del Estado y Gobierno Colombiano acatar las recomendaciones de los diferentes organismos internacionales frente a las graves violaciones de los derechos humanos existentes en el país por acción u omisión de sus funcionarios.

Requerimos a la Comunidad Internacional, a las organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales su solidaridad y pronunciamiento frente a las graves agresiones contra las y los defensores de los derechos humanos, contra las Organizaciones Sociales, y contra la libertad de prensa e información.

Coordinación Regional del Comité de Integración del Macizo Colombiano-CIMA Macizo Colombiano, 28 Marzo del 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *