Se agrava la situación de los niños, niñas y adolescentes en Arauca

Con la muerte de un niño y las heridas sufridas por tres más, se agrava la situación en la que se encuentran los niños, niñas y adolescentes en Arauca.

1.    El adolescente, HEINNER FRANCO RUIZ, de 15 años de edad, estudiante de la institución educativa Antonio Nariño, resultó asesinado con disparos de arma de fuego, el día 5 de diciembre, a las 4:00 p.m., en el casco urbano de Puerto Nariño del municipio de Saravena.

Los hechos ocurrieron cuando miembros del ejército nacional, pertenecientes al Grupo de Caballería Mecanizado N. 18, General Revéiz Pizarro, se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en un establecimiento comercial del mentado caserío y fueron hostigados al parecer por miembros de una de las organizaciones rebeldes que operan en la región, presentándose un tiroteo que deja el saldo antes mencionado. El caso es materia de investigación y estamos a la espera que las pruebas determinen con exactitud, lo concerniente al mismo.

El joven Heinner, era hijo del dirigente comunal Jeremías Franco Mateus, Presidente de la Junta de Acción Comunal del la vereda Banadías II, del mismo municipio.

2.    Este mismo día, en el balneario La Chamiza, en el municipio de Tame, resultaron heridos 3 niños y 6 adultos, pertenecientes a la población civil, en momentos en que se encontraban en la piscina y se presentó un enfrentamiento entre miembros de la policía que se hallaba en el sitio y presuntos miembros de organizaciones rebeldes. En este suceso resultaron muertos dos policías y otros dos fueron heridos.

3.    En la vereda Naranjitos, del municipio de Tame, en un hecho similar resultaron heridas dos personas, entre ellas un civil de profesión taxista.

En reiterada ocasiones, esta fundación, ha denunciado la invasión de la vida cotidiana y de los espacios propios de la población civil por parte de la fuerza pública en zonas urbanas y rurales, sin embargo en el caso de Puerto Nariño, no solo se encontraban en la casa donde se ubica el establecimiento comercial sino que se hallaban libando bebidas alcohólicas, poniendo en riesgo extremo a la comunidad.

Exigimos que se esclarezcan a la brevedad posible estos hechos e insistimos en el respeto a la población civil, en su vida, integridad y su patrimonio; y a los principios del Derecho Internacional Humanitario.

Exhortamos a los actores del conflicto a buscar soluciones políticas al mismo, y dejar por fuera de sus acciones a la población civil.

POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUAMANOS JOEL SIERRA

NUESTRA ACCIÓN ES LEGAL Y LEGÍTIMA  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *