Carta abierta al señor Presidente de la República de Colombia

Las organizaciones sociales del departamento de Arauca, la asociación amanecer de mujeres por arauca Amar, el movimiento regional de victimas de crimenes de estado, la fundación de derechos humanos Joel Sierra, la asociación juvenil estudiantil regional Asojer, la asociación departamental de usuarios campesinos Aduc, la federación de juntas de accion comunal, la central unitaria de trabajadores Cut, las asociaciones municipales de desplazados, expresamos nuestro más profundo pesar y dolor por los hechos que contra las niñas y niños, vienen ocurriendo en este departamento por parte de miembros de la fuerza pública, quienes según la Constitución Política y las leyes están regidos por la ética del servicio al pueblo, honra y bienes de ciudadanas y ciudadanos de este país.

Nuestra niñez, está siendo violentada de diversas maneras no solamente sufre hambre, desnutrición, falta de atención en salud, educación, vivienda, afecto y bienestar social,sino que además las niñas y adolescentes son vistas y tomadas como trofeos de guerra para satisfacer los más bajos instintos de los desadaptados sociales.

Señor Presidente es una vergüenza que en las fuerzas militares y principalmente en la Brigada Móvil Quinta, se mantengan miembros corroídos por la ruindad de las bajas pasiones, hombres incontrolables que aun conociendo el respeto, la ética y los derechos humanos, porque los debieron aprender cuando estudiaron y se prepararon como soldados de la patria colombiana, se porten como viles seres al servicio de la lujuria y la morbosidad, a sabiendas que nacieron del vientre de una mujer no son dignos de llamarse hijos.

Señor Presidente, en el marco de las pomposas celebraciones del Bicentenario de las luchas por la primera independencia en 1810, los soldados del ejército libertador y el mismo Libertador Simón Bolívar, al conocer tan aberrantes hechos contra las niñas y niños y el pueblo inerme y desprotegido, estarían avergonzados con intenso dolor en sus corazones al ver como después de 200 años, el ejército nacional ha empañado su imagen con comportamientos reprochables que atentan contra la dignidad de niñas, niños, hombres y mujeres hijas e hijos de la patria que soñó Bolívar.

Rechazamos las mal intencionadas razones que expresan los violadores, al decir que fue porque las niñas consintieron el hecho o que ellas los incitaron a cometerlo, evasivas como estas solo comprueban la culpabilidad y hace que los responsables por acción o por omisión sean cubiertas con el oscuro manto de la impunidad.

Rechazamos todo tipo de violencia contra la niñez, venga de donde venga, ya sea intrafamiliar, social o por el conflicto interno colombiano.

Exigimos castigo a los responsables de las violaciones y asesinato de Jenny, Jimmy y Jefferson, no consentimos más impunidad campeando por campos, pueblos y ciudades. Exigimos políticas claras, contundentes y reales de atención integral a la niñez hasta que lleguen a ser mayores de edad. El hambre y la desatención a la niñez y adolescencia de nuestro país, nos debe doler a todas y todos, por tanto es nuestra responsabilidad como personas adultas hacer acciones para que las leyes del Estado colombiano y los gobiernos
del momento, las cumplan a cabalidad.

Porque no hay ni la más mínima posibilidad de perdón y mucho menos olvido, exigimos investigación exhaustiva al accionar de la Brigada Móvil Quinta desde el momento en que llega al departamento de Arauca.

Señor Presidente, como usted mismo lo expresara cuando “pidió un castigo ejemplar para los asesinos de los niños, a quienes calificó de "desadaptados, sátiros" y "cobardes". y reafirmó: "¡Que caiga el peso de la ley, todo el peso de la ley, sobre esos desadaptados, esos sátiros, esos cobardes que fueron capaces de atentar contra nuestros niños”.

Exigimos justicia, no basta que retiren del servicio a algunos miembros responsabilizados por “fallas en el ejercicio del mando y control de las tropas ubicadas en el sector de los hechos”, exigimos investigación y cárcel para los violadores y asesinos, exigimos retiro de la Brigada Móvil Quinta del departamento de Arauca, demandamos fehacientemente solución política al conflicto interno que vivimos las colombianas y los colombianos.

Nuestras lágrimas ya no nos alcanzan para llorar tanta muerte, luto, dolor y desangre que sufre nuestro pueblo colombiano.

POR EL RESPETO Y DIGNIDAD DE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DE ARAUCA Y COLOMBIA.

ASOCIACIÓN AMANECER DE MUJERES POR ARAUCA. AMAR.
MOVIMIENTO REGIONAL DE VICTIMAS DE CRIMENES DE ESTADO.
FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS JOEL SIERRA.
ASOCIACIÓN JUVENIL ESTUDIANTIL REGIONAL ASOJER.
ASOCIACIÓN DEPARTAMENTAL DE USUARIOS CAMPESINOS ADUC.
FEDERACIÓN DE JUNTAS DE ACCION COMUNAL.
CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES CUT. Arauca.
ASOCIACIONES MUNICIPALES DE DESPLAZADOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *