Sexto Aniversario Masacre de Caño Seco.

“…juro por la patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español” Hoy día, hasta romper las cadenas del poder del imperio norteamericano y sus políticas arrasadoras y de barbarie.

 Exaltación a la memoria

Sexto aniversario masacre de caño seco.

A La Memoria De Las Victimas De Crimenes De Estado Del Departamento De Arauca Sexto Aniversario Masacre de Caño Seco.

“…juro por la patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español” Hoy día, hasta romper las cadenas del poder del imperio norteamericano y sus políticas arrasadoras y de barbarie.

 Exaltación a la memoria

Sexto aniversario masacre de caño seco.

A La Memoria De Las Victimas De Crimenes De Estado Del Departamento De Arauca

“Aunque la sombra  de la muerte entristece nuestros corazones su memoria labra el sendero de los sueños y es la nieve que endulza nuestras luchar libertarias”

Reciban un saludo fraterno y esperanzador de las organizaciones sociales de la región Centro Oriente Colombiano, y nuestra gratitud por el acompañamiento, solidaridad y apoyo, que desinteresadamente nos han brindado en esta justa, social y humanitaria labor, que hemos emprendido por la justicia y contra la impunidad. Nuestro saludo a todas las delegaciones del orden regional, nacional e internacional, que participaron al II Foro Social Humanitario, sean todos y todas bienvenidos a la conmemoración del sexto aniversario de la dolorosa e inolvidable desaparición, de nuestros compañeros dirigentes asesinados en la masacre de Caño Seco, el cinco de Agosto del 2004.

Las Organizaciones Sociales de la Región Centro Oriente de Colombia, hemos definido en Asamblea, evento máximo de deliberación, que esta fecha emblemática, el 5 de Agosto, se conmemore no solamente el aniversario de nuestros tres dirigentes sociales: Alirio Martínez, Jorge Prieto y Leonel Goyeneche, sino que sea una fecha a la memoria de las victimas de crímenes de estado de Arauca. Son centenares de casos, donde las fuerzas militares del estado y su estrategia paramilitar, sacrificaron vidas de compañeros dirigentes, hombres y mujeres que no podemos olvidar.

Es una fecha a la galería de la memoria, por la vida, la dignidad,  la libertad y la permanencia de nuestros sueños, de nuestras ideas, de nuestra cultura y de nuestro territorio; una fecha contra la impunidad,  la represión y genocidio que se ha impuesto contra nuestro pueblo;  una fecha por la verdad, la justicia y la reparación integral, de todas las victimas generadas por el conflicto social, político y armado, que día a día, desangra al país y a nuestro pueblo.

A escasos dos días, de finalizar un periodo horrible y oscuro de la historia de las luchas sociales de la región y el país, un proceso de barbarie y exterminio contra el movimiento político social, impuesto por el Plan Colombia y el temerario programa de gobierno, denominado “Seguridad Democrática” de Álvaro Uribe Vélez, que para desgracia del país en ocho años, se va sin dejar Seguridad, ni mucho menos democracia, solo queda:

    *  Miles de victimas de crímenes de estado en la impunidad, por las que algún día tendrá que responder este régimen a la cabeza de Uribe Vélez.

    *  Deja un país privatizado, con todos sus recursos naturales, mineros, energéticos y bienes nacionales, vendidos a las transnacionales imperialistas.

    *  Los cordones de miseria que campean por todos los rincones del territorio nacional y ciudades capitales e intermedias.

    * La salud y educación, vulnerados como derechos fundamentales de todo un pueblo, como resultado de la corrupción y privatización mercantilista.

    * La soberanía nacional entregada a Los Estados Unidos de  Norteamérica, pisoteada con la instalación de bases militares a lo largo y ancho del territorio nacional, y  por las Transnacionales que saquean los recursos naturales, energéticos, mineros y bienes de la nación.

Una imagen internacional de gobierno mafioso, de inmoralidad sin límites, entre el narcotráfico, escándalos de corrupción, la violación y agresión contra países hermanos. Es penoso los hechos contra el hermano pueblo de Ecuador, y los recientes montajes,  con los que se emprende toda una campaña de agresión diplomática, con resonancia mediática perversa, contra el hermano pueblo de la Republica Bolivariana de Venezuela, como parte del plan siniestro de intervención de los EEUU, en los procesos revolucionarios democráticos de America latina.

Por desgracia, con la manipulación mediática, el fraude y el engaño, con subsidios de hambre, en publicitados programas de acción social del régimen, convertidos en su mejor manera de fomentar el clientelismo politiquero; llevan al pueblo a reelegir, el régimen guerrerista y vende patria, que sin escrúpulos continuará Juan Manuel Santos, que llega al poder, con la imagen fascista de Uribe y la estrategia del garrote y el circo, con la que una gran parte del pueblo, se emborracha, olvida sus raíces, pierde la memoria, la conciencia e identidad, y hasta la dignidad como pueblo luchador.

Tenemos que decir también que en este periodo de resistencia, han sido, muchas las luchas populares que el pueblo ha dado:

    * Libramos un proceso de denuncia y lucha jurídica, que nos permitió dar grandes pasos, en la búsqueda de la verdad, justicia y reparación, de casos de violación atroz de la vida y los derechos humanos, como:

    * La masacre de la Cabuya ejecutada por miembros del ejercito de la Brigada XVI de Casanare a nombre de supuestos paramilitares;  la masacre de Santo Domingo, ejecutada por la fuerza aérea colombiana, la masacre de Flor Amarillo ejecutada por paramilitares con la participación de miembros del ejercito de la Brigada Mobil cinco y la Brigada dieciocho; la masacre de Caño Seco ejecutada por el Batalló Revéis Pizarro de Saravena; y decenas de asesinatos selectivos ejecutados  como falsos positivos o ejecuciones extrajudiciales.

    * Desarrollamos la campaña nacional e internacional contra las transnacionales petroleras y el tribunal permanente de los pueblos, que juzgó a las multinacionales a nivel nacional por crímenes contra el movimiento social, contra el ambiente y el territorio y contra las culturas indígenas.

    * Impulsamos todo un movimiento de gestión internacional, alcanzando importantes espacios de solidaridad y acompañamiento, participación en Tribunales Internacionales de Opinión, que nos permitió visibilizar la cruda realidad de violación de los derechos humanos y daños ambientales, producto de la acción de las transnacionales y la complicidad del gobierno nacional y regional.

    * Caminamos la palabra de la mano con la Minga Social Indígena, en cada una de sus actividades, contribuyendo en la lucha política estructural por un proyecto de país. Es de mucha importancia para la región,  la valoración que tiene la dirigencia indígena de la Minga, que nos caracteriza como “Capital de la palabra que camina”

    * Nos convocamos a luchas reivindicativas de género en defensa de los derechos de la mujer, por la defensa de la salud, de la educación pública,  por los servicios públicos y condiciones sociales de la población.

    * Desarrollamos el primer foro Social Humanitario, que nos permitió denunciar y hacer un balance  de la crisis social y humanitaria generada por la aplicación del Plan Colombia y la Seguridad Democrática hasta el 2005.

    * Cinco años después, como victoria de la resistencia social  de la Región Centro Oriente, con gran éxito, desarrollamos el segundo foro social humanitario por vida, dignidad y soberanía. Evento de participación masiva, donde se recrea el plan de vida, se debate sobre la realidad nacional e internacional sobre los temas ejes del plan, como: Ambiente y territorio, productividad, derechos humanos, justicia y situación penitenciaria y carcelaria colombiana, salud y educación.

    * Se constituye también, el plan de gestión y movilización del pueblo de la región centro oriente, para esta nueva década de lucha y resistencia, que contiene, denuncias, exigencias, programas y proyectos concretos.

    * Nos permitió fortalecer la articulación con la lucha nacional y aportar nuestra experiencia en la construcción de ese nuevo país que queremos.

    * Y mejoramos el acompañamiento y solidaridad  internacional, como compromiso en el camino de la continentalidad de la lucha popular y social.

 
Ha sido un periodo de mucha conciencia del pueblo en defensa de su proyecto de vida y sus derechos políticos, sociales y económicos, que soportó ocho años de políticas de exterminio y guerra contra el movimiento social y político colombiano, ocho años de represión, persecución y barbarie.

Nos espera otra década de continuismo de:

Una miserable bonanza, soportada en la venta del resto de patrimonio y bienes de la nación, supuestas ayudas para la guerra, la carga de más impuestos, los recortes de la salud, la educación y servicios públicos, para  continuar la estrategia apaciguadora   y de amortiguamiento, de los efectos atroces de la violencia, mediante  subsidios de hambre, de esos programas de acción social, con los que tapan la creciente miseria y enormes índices de desempleo.

 Militarización y amenazas de guerra sucia narco paramilitar para seguir facilitando el saqueo de los recursos naturales, y proteger los intereses del gran capital transnacional.

Nuevas retenciones masivas y judicialización indiscriminada, valiéndose de nuevos montajes publicitados por los medios de comunicación, resonantes, de estas políticas.

Agresiones fronterizas contra  el proceso revolucionario venezolano en las que los mayores perjudicados son la población, puesto que los empresarios son favorecidos con emergencias económicas costeadas con los recursos de todos los colombianos atroces.

Más corrupción e impunidad administrativa, que ha provocado la crisis de la salud y la educación, en la región y el país. Y más abandono del estado, para resolver las necesidades sociales y económicas, reflejadas en los crecientes cordones de miseria, la muerte prematura de miles de niños y la exclusión cada día mayor de las comunidades al sistema de seguridad social-

Agradecemos a la comunidad internacional, por su solidaridad y acompañamiento, que ha sido de mucha fortaleza para nuestras  luchas y resistencia.
Agradecemos también a las organizaciones sociales de orden nacional, por que sus luchas son nuestras luchas y la unidad es el camino hacia la victoria final de los pueblos, contra la ansiada victoria de la oligarquía y el imperio sobre las luchas populares de independencia y libertad definitiva.

Por  ultimo agradecemos a todas las organizaciones sociales de la región Centro Oriente, por su decisión inclaudicable de lucha y resistencia, sin su valor y dignidad sería imposible  soportar está guerra de represión y exterminio en la que se ha empeñado el régimen de gobierno y el imperio transnacional.

Ante la memoria de nuestros mártires, manifestamos, que no seremos inferiores a este gran reto que nos espera, ratificamos nuestro compromiso inclaudicable de lucha y resistencia, y reivindicamos las palabras, heredadas de nuestro padre libertador Simón Bolívar en su juramento en el Monte sacro “Juro delante de usted; juro por el dio de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor y juro por la patria, que no daré descanso a mi brazo, ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español” Hoy día, hasta romper las cadenas del poder del imperio norteamericano y sus políticas arrasadoras y de barbarie

Departamento de Arauca, Colombia Agosto 5 del 2010

 
Por la vida, la defensa de los  derechos humanos y la permanencia en nuestros territorio.

Organizaciones Sociales Región Centro Oriente de Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *